Mayo y junio, los meses favoritos de los españoles para comprar ropa de baño online

Con el verano a las puertas y la llegada del calor y de las vacaciones, los españoles deciden ponerse mano a la obra y actualizar la ropa de baño. Según datos de vente-privee, creadora y líder mundial del concepto de ventas flash, el 29% de las compras online de ropa de baño se producen entre los meses de mayo y junio.

Por meses, el preferido para adquirir ropa de baño es mayo, donde se realiza el 18% de las ventas, seguido del mes de junio (11%) y de los meses de abril y julio (10%). En lo que respecta al gasto, los españoles invierten entre 20 y 30€ por compra de ropa de baño en Internet  y el smartphone se impone como el dispositivo de compra favorito, por delante del PC, siendo elegido por el 66% de los eshoppers. Por último, en España casi el 74% de las compras online de ropa de baño las realizan las mujeres, especialmente de edades entre 40 y 64 años.

El bañador va al alza, aunque el bikini sigue siendo el preferido

Hace años se consideraba el bikini una prenda rompedora y atrevida que no todas las mujeres se atrevían a llevar. Sin embargo, esa época ya ha quedado atrás y en la actualidad, tres de cada cuatro españolas (76%) lo consideran su preferido entre las prendas de ropa de baño. Sin embargo, el bañador cada vez está cogiendo más adeptos sobre todo entre la gente joven, que ha tenido un crecimiento hasta el 24%.

Para las partes de abajo lo más buscado es la braga normal –adquirida por el 75% de las españolas- aunque incrementado (11%) en el corte de braguita brasileña, mientras que el 12% demanda la braga ajustable en los laterales, que se adapta a todo tipo de caderas. Y para arriba, la tendencia entre las mujeres más jóvenes es la de los bikinis bandeau, que dejan menos marcas al tomar el sol, mientras que las mujeres con más pecho o mayores de 50 años optan por prendas de aro, tipo halter, o con copa para tener más sujeción.

Ahora bien, al contrario de lo que cabría esperar, la mujer española antepone la estética en la moda de baño, la cual es percibida como prenda de vestir y no como un producto meramente práctico. Busca sentirse guapa y utiliza estas prendas para otras ocasiones que no sean de piscina o playa, como llevarlos bajo transparencia o con vaqueros a modo body.