Más de 1.100 corredores superan el reto de los Castillos de Alicante

La Carrera de los Castillos es la plasmación perfecta del corazón de Alicante. Esa fusión de running, cultura, historia y deporte en familia han hecho de esta prueba en una fija para muchos corredores alicantinos, y con prestigio más allá de la Comunidad Valenciana. Y es que su encanto bien lo vale. Buena demostración de ello son los más de 1.100 participantes que se dieron cita esta mañana en los aledaños de la pista de atletismo Joaquín Villar, números que colocan a la Sanitas Marca Running Series – Carrera de los Castillos en la cúspide de las carreras populares de la localidad.

Los corredores de la distancia corta fueron los encargados de abrir el telón a las 10:00 horas. El 5K es la carrera más asequible de la Sanitas Marca Running Series de Alicante, con el repecho del Castillo de San Fernando como única dificultad destacada en todo el recorrido. Por eso es la prueba elegida por todos aquellos que quieren disfrutar de Alicante en carrera eludiendo el Castillo de Santa Bárbara, e ideal para compartirla con familiares, amigos o pareja.

Pero este circuito también invita a correr muy rápido, y buena demostración de ello fueron los espectaculares registros cosechados en meta. Mohamed Boucetta comenzaba su particular jornada triunfal con victoria y nuevo récord en la prueba 5K (14:55). El resto del podio fue el mismo de la pasada edición, con Hamza Ardjoun en segundo lugar (15:25) y Miguel Gómez Cerezo (15:39) en el tercer escalón. El ilicitano Juan Carlos Esteso, embajador de la prueba, se tuvo que conformar con una meritoria cuarta plaza. Mientras, en categoría femenina, triunfo rotundo con nuevo récord de la prueba para Lorena Rodríguez (19:21), seguida por Alma Quintana y Gemma Ann Selby.

En el arco de salida de Sanitas, situado en la calle Foguerer José Romeu Zarandieta, se notaban los nervios, porque llegaba esa carrera única que todo corredor de la ciudad y de la provincia lleva en su corazón. La quinta SMRS Carrera de los Castillos de Alicante daba su pistoletazo de salida a las 10:30 horas con una temperatura ideal para la práctica del running, inferior a los 24 grados.

Los primeros kilómetros, por ese triángulo mágico del deporte alicantino que forman el Centro de Tecnificación, el Estadio José Rico Pérez y el Joaquín Villar de atletismo, permitieron a los corredores calentar los motores antes de la primera ascensión, al Castillo de San Fernando. Casi una entrada en calor, porque tras llegar a la céntrica Alfonso X El Sabio comenzaba el acercamiento a la gran mole alicantina, ese edificio que preside la ciudad desde las alturas: el Castillo de Santa Bárbara. ¡Una subida brutal, con rampas de gran exigencia, pero que ofrece un postal imborrable de Alicante desde su cima!. Tras superar este escollo monumental, restaba la segunda parte de la carrera. Descenso vertiginoso desde el castillo, vistazo rápido a la Playa de Alicante y a la Basílica de Santa María, y subida por la Rambla de Méndez Nuñez para viajar con las zapatillas de running por la historia y la belleza del centro de Alicante. El tartán del Joaquín Villar servía de escenario ideal para coronar a los que lograron el reto, porque todos y cada uno de ellos merecían este homenaje.

La Carrera de los Castillos ha desarrollado en los dos últimos años su vertiente más infantil. El futuro del deporte de la localidad pasa por su promoción entre los más pequeños, y en esta mañana de deporte no podía faltar ese momento para los más pequeños de la casa. Con la llegada de los primeros clasificados en la Carrera de los Castillos, se abría la zona Sport&Family. Cinco actividades deportivas (fútbol, básket, salto de altura, rugby y tenis) completamente gratuitas para niños de hasta 16 años fueran partícipes de esta mañana deportiva. Risas, buenos momentos y una manera diferente y saludable de pasarlo bien. ¿Saldrá de esta divertida gymkana un futuro campeón? ¡El tiempo lo dirá!

El broche de oro lo pusieron las carreras infantiles. Divididas en categorías de edad, sirvieron para demostrar que los niños también corren de maravilla en Alicante. Está claro que la cantera está garantizada, y pronto veremos a alguno de estos pequeños dándolo todo en las cuestas de Santa Bárbara. Y como nos hay mayor alegría que ver la ilusión en sus rostros, todos y cada uno de ellos se llevaron su medalla de premio. Al final, más de 200 niños fueron partícipes de esta fiesta del deporte en familia en Alicante. El mejor cierre imaginable a una carrera especial, única, con un carácter que la convierte en épica.