Marina Abramovic y sus memorias en ‘Derribando muros’

La autodenominada ‘Madrina del arte de la performance‘, la serbia Marina Abramovic, fue la hija de unos héroes de guerra comunistas bajo el régimen de Tito, y fue educada por estos en una ética de trabajo implacable. Quizás haya sido esto lo que ha fomentado su carrera, su audacia y persistencia en conseguir excelencia en su obra, lo que, más de tres décadas después de iniciar su carrera allá por los años 70 del pasado siglo, puede decirse que se trata de la artista contemporánea más influyente y famosa de la actualidad.

Su trabajo artístico busca la transformación emocional y la toma de conciencia a través de acciones que giran alrededor del cuerpo (el suyo propio), el dolor, el miedo o el agotamiento, con una intensidad conmovedora y un fino y ácido sentido de humor.

En 2010, el Modern of Modern Art (MoMA) de Nueva York organizó una retrospectiva de la artista y más de 750.000 personas hicieron cola para verla en una performance de comunicación con el público en la que invirtió más de 700 horas.

Derribando muros‘ son las memorias de Marina Abramovic en las que relata su historia, desde su difícil y abusiva infancia en la Yugoslavia de la posguerra, pasando por la convulsa relación artística y amorosa con el fotógrafo y artista Ulay, hasta sus atrevidas y controvertidas performances que dejaron atónitos a espectadores y críticos de todo el mundo. Un libro en el que explora además cómo su total compromiso con el presente ha sido la clave de su arte y éxito.