Mad Grill revela su secreto mejor guardado

Mad Grill ha llevado a cabo la última acción revolucionaria de marketing en el mundo de la restauración y ayer por fin se destapó que era Mad Grill la hamburguesería misteriosa que estaba detrás del evento. Una propuesta que ha calado en los amantes de las hamburguesas y que no ha dejado indiferente a nadie. Su secreto no es el logo o nombre identificativo, sino el sabor de sus hamburguesas que ya ha conquistado cientos de paladares y promete seguir haciéndolo.

En ella cada cliente podrá disfrutar de hasta las 12 propuestas de hamburguesas diferentes elaboradas con ingredientes como salsa ahumada, aros de cebolla y salsa criolla casera entre otros.

Esta cadena de hamburguesas abrió las puertas de su nuevo local en la calle Rosario Pino nº 6, muy cerca de la madrileña Castellana. Un lugar en el que los clientes pudiesen disfrutar del verdadero placer de comer sin que importasen nombres o marcas, porque en su fachada y su carta no figuraba ninguna enseña identificativa.

Lo que primaba debía ser el sabor de sus elaboraciones de gran calidad por encima de cualquier rótulo o logo. Su producto caracterizado por ser cocina artesanal, por el esfuerzo y cariño que ponen en elaborar cada hamburguesa. En un mundo copado de hamburgueserías, Mad Grill quiso apostar por sus elaboraciones y su calidad, y que la experiencia fuese el recuerdo de cada uno de los clientes para querer repetir.
Consideran que el cliente no debe depender de un nombre o una reputación de marca, sino que en todo momento debe ser el producto y su calidad el único elemento que marque la verdadera diferencia.

Mad Grill: “No somos solo un nombre, somos una forma de hacer las cosas”