Los trabajadores de Balay visitan la casa de sus clientes

La nueva campaña de Balay, “Un poquito de mí está en esta casa”, presenta sus nuevos frigoríficos con un espectacular diseño de cristal, en tres acabados diferentes: blanco, negro y gris antracita. En esta ocasión, los trabajadores de Balay dejan por un día la fábrica para acudir a casa de los clientes y ver el resultado final del electrodoméstico en una cocina real. 

En los spots, está presente la ilusión de los trabajadores al ver que un poquito de ellos está en esa casa y la de las familias que muestran satisfechos su nuevo frigorífico, compartiendo escenas llenas de emoción y complicidad. 

La campaña, obra de D6, que dio su comienzo el domingo 4 de marzo, consta de 3 spots, uno por cada color, con ejecuciones de 30”, 20” y 10”, transmitiendo la ilusión de los trabajadores al ver que, un poquito de ellos, y de su trabajo está en muchos hogares.