Los socios de la Academia de la Publicidad, satisfechos mayoritariamente con su gestión

Alrededor de un 80% por ciento de los socios de la Academia de la Publicidad están de acuerdo con la evolución, las actividades emprendidas y el progreso de la asociación, según una encuesta finalizada el pasado miércoles. Esta respuesta contradice el estado de opinión que se pretende crear a través un manifiesto publicado por socios y exsocios justo durante la realización de la encuesta.

El presidente de la institución, Félix Muñoz, quien se comprometió a realizar este sondeo ante la asamblea de julio pasado, en la que fue elegido, destaca el buen nivel de participación y, sobre todo, la gran cantidad y calidad de las aportaciones de los socios en las preguntas abiertas. “Esto demuestra una gran involucración de la masa social. Hay muchas de esas aportaciones que tienen mucho sentido y que estudiaremos en la junta directiva, siempre con el objetivo de enfocarnos todo lo posible a los fines de la asociación. Desde aquí, mi agradecimiento a esta impresionante colaboración”

Actividades concretas

La primera parte de la encuesta se dedica a recabar la opinión y posibles ideas de mejora sobre las principales actividades de la Academia.

En cuanto a la cuestionada, por algunos, forma de elección de los Académicos de Honor, aprobada en Asamblea en forma de Reglamento de Distinciones, el 8,7% se muestra muy satisfecho, el 34,8% bastante satisfecho y el 34,8% satisfecho; frente al 8,7% nada satisfecho. En total la satisfacción se sitúa en el 76,1%.

El siguiente punto, el de la ceremonia de nombramiento, consigue un 76,6% de satisfacción, que incluye un 31,9% de muy satisfechos. Hay un 10,6% de nada satisfecho y un 12,8% de NS/NC.

El convenio con la Real Academia de la Historia para incorporar las biografías de los académicos fallecidos al Diccionario Biográfico Online, consigue la más alta satisfacción de encuesta, un 91,4%, de los que un 46,8 se muestran muy satisfechos. Un 6,4% se muestra nada satisfecho.

El convenio con el Museo Nacional de Artes Decorativas para organizar conjuntamente exposiciones temáticas, se mueve en unos niveles muy similares de satisfacción, aunque algo inferiores.

El Desafío de la Academia, concurso de universidades y agencias socias, que solo pudo realizarse una vez por culpa de la pandemia, logra un 73,9% de apoyos, incluyendo un 26,1% de muy satisfechos. El 17,4% se muestra nada satisfecho.

Preguntas generales

El segundo bloque del cuestionario estaba dedicado a preguntas generales sobre la evolución de la Academia. Ante la afirmación de que la Academia ha ganado reconocimiento entre los profesionales, el 65,9% está de acuerdo (muy un 10,6%, bastante un 17%, de acuerdo solo un 38,3%) y no lo están, si se suma poco (25,5%) y nada (6,4%) un total del 31,9%.

Más acuerdo aun hay en que la Academia ha colaborado a mejorar la imagen de la publicidad en la sociedad. Un 78,7% está de acuerdo en algún grado, 38,3% mucho, 19,1% bastante y 21,3% simplemente de acuerdo. Poco de acuerdo está un 12,8% y nada un 6,4% (19,2% total).

La presencia de la Academia en los medios es la afirmación que obtiene un menor acuerdo. De acuerdo con que tiene la presencia que merece está un 42,5%, mientras que un 57,4% está situado en distintos grados de desacuerdo.

La última pregunta se refirió a la deseabilidad del título de Académico de Honor, preguntando si era el colofón más deseado a una carrera publicitaria. El 51,1% se manifestó muy, bastante y de acuerdo, mientras que el 40,4% está poco y nada de acuerdo.

A la encuesta contestaron 47 de los 214 socios de la Academia (150 con derecho a voto). Hubo un total de 116 aportaciones en las preguntas abiertas para recibir ideas y sugerencias (una media de 12,8 por pregunta).

Primeras conclusiones

Para el presidente de la Academia, Félix Muñoz, hay unas primeras conclusiones claras. “Por un lado, la satisfacción presenta unos niveles muy altos. Es verdad que hay aspectos a mejorar y en ellos nos debemos enfocar. Por otro, nada hace entrever en esas respuestas un clima general de contestación sobre la gestión y evolución de la Academia, como algunos parecen promover, obviamente sin éxito, a pesar de la publicación del citado manifiesto en pleno proceso de recogida de respuestas”. 

Sobre el Manifiesto

La Junta Directiva estudiará el citado Manifiesto junto con el resultado de la encuesta y las aportaciones de los socios para enfocar la actividad durante su mandato.

No obstante, el presidente quiere aclarar los siguientes puntos acerca de ese manifiesto.

  • No pudo haber ninguna irregularidad en el proceso pre electoral, dado que este no está regulado.
  • En ese proceso lo que hubo fue un incumplimiento del pacto de caballeros según el cual de las dos listas en preparación tendría la presidencia aquella que mostrase más apoyos previos. El resto de los puestos se repartiría equitativamente. A pesar del resultado, una de las partes no quiso aceptarlo.
  • Sin embargo, no presentó su candidatura, sino que utilizó esas delegaciones, previsiblemente concedidas para apoyarla, para votar en contra de la única candidatura presentada. De haber conseguido mayoría, se habría sumido a la Academia gratuitamente en una grave crisis.
  • Los Estatutos y el Reglamento de Distinciones vigentes fueron aprobados en Asamblea, con el voto incluido de varios de los firmantes. 
  • No es cierto como se insinúa, que los socios colectivos cuenten con tres votos. Tienen solo uno y tres representantes con el único fin de que la información de la Academia fluya por sus organizaciones. Sugerir la inconstitucionalidad de algo que no es cierto, resulta cuando menos de una ignorancia interesada.
  • Lo que sí resultaría inconstitucional sería limitar la capacidad de determinados socios de participar en la vida de la asociación, incluida su presencia en órganos de representación, y hacerlo, por ejemplo, en base a su procedencia profesional (agencia, anunciante, medio, productor…), tal y como parecen pretender. Habilitar el acceso a esos órganos a solo una parte de los socios (parece ser que aquellos que proceden de la agencia, según sus pretensiones) requeriría disolver la Academia y crear una nueva con unas condiciones de entrada de socios diferentes.

Los cauces para modificar los estatutos están claramente especificados en los mismos y lo lógico es utilizarlos. Hacerlo mediante la estrategia de crear una polémica inexistente hasta ese momento, deja patente en quienes lo hacen su escaso respeto por la asociación, una conciencia de la debilidad de su posición y una creencia en que el fin justifica los medios.

- Contenido relacionado -