«Los perros no saben leer» el divertido eslogan de Edgard & Cooper

Mediante su última campaña publicitaria, la marca de comida natural para mascotas, Edgard & Cooper, busca concienciar a los dueños de perros sobre el peso tan importante que tiene una alimentación apropiada para la salud de su mascota.

“Los perros no saben leer” es el curioso y llamativo eslogan por el que han optado para dar a entender de forma divertida algo que todos sabemos, exponiendo así que son los dueños de los perros los que deben preocuparse por la calidad de la alimentación de estos, teniendo en cuenta sus necesidades nutricionales a la vez que disfrutan de un alimento sabroso. Leyendo las etiquetas de sus productos se puede ver la sencillez de sus ingredientes: carne fresca, frutas y verduras. Nada que haya sido ultraprocesado o secado, y absolutamente nada de harinas de carne ni pescado.

Su mensaje es simple, pero concreto y potente. Lleva al consumidor a plantearse inmediatamente que probablemente si su perro supiese leer, prestaría especial atención a las etiquetas de su preciada comida. Al igual que como consumidores nos preocupamos por cuidar nuestra alimentación y tratar de evitar ultraprocesados, ¿por qué no hacemos lo mismo con nuestras mascotas? 

El objetivo de este tipo de acciones de marketing es crear conciencia a través de apelar a las emociones y los sentimientos, en los que destaca principalmente la preocupación por el bienestar y la salud del perro. También se utiliza el recurso de la humanización de la mascota y de esta forma se coloca el foco de responsabilidad en el dueño, que es el que debe velar por las necesidades de su querida mascota.

La iniciativa se lanzó en Bélgica y Francia en el año 2021 y tras sus buenos resultados Edgard & Cooper ha decidido trasladarla a España. La idea creativa se ha llevado a cabo desde la agencia belga De Vloer junto a Treacle Seven, que la editó y adaptó al español. La campaña es en RRSS y el vídeo está en Youtube desde el 10 de mayo hasta el 15 de junio. En él se muestra a un perro, que, sin querer, rompe un objeto junto al cartel de “No tocar”, y seguidamente se expresa la idea de la campaña “los perros no saben leer”.

- Contenido relacionado -