Los nuevos consumidores marcan la pauta desde el hogar

Las reglas del juego han cambiado. Nos enfrentamos a una “nueva normalidad” en la que consumidores y marcas se acercan a un nuevo escenario competitivo, en el que los primeros se han adaptado rápidamente al nuevo escenario y las segundas han encontrado verdaderas oportunidades de negocio adaptadas a un nuevo entorno: el hogar.

Durante el tiempo de confinamiento estamos conociendo nuevas experiencias de uso con productos y servicios que acostumbrábamos a disfrutar en otros lugares y de otra forma”. Así lo afirma Paco Lorente, profesor de Postgrado de ESIC Business & Marketing School. “Todo ocurre en casa. Da igual la edad o el poder adquisitivo, el hogar marca el escenario de la nueva normalidad”.

Así ha ocurrido con el deporte, el cine o la comida. Ahora el salón se ha convertido en el nuevo gimnasio, las películas se consumen en streaming y nuevos restaurantes se han sumado al ‘delivery’. Y es que antes la capacidad de gasto de muchos consumidores marcaba una línea muy clara entre realizar actividades fuera de casa y llevarlas a cabo dentro, pero ahora buena parte de la población está obligada a reconciliarse con sus hogares para realizarlas. “El consumidor que no se podía permitir pagar una cuota de gimnasio practicaba deporte en casa a través de tutoriales online gratuitos. Ahora nos encontramos un nuevo tipo de consumidor, aquel que puede pagar la mensualidad de un centro deportivo, pero, al no poder asistir a ellos, están dispuestos a pagar por clases virtuales más personalizadas. Ha llegado un nuevo target activo a casa”.

La nueva normalidad nos lleva a ejecutar nuevos procesos donde la rapidez y la creatividad de las marcas supondrá el avance o el retroceso de muchas de ellas en la mente y el bolsillo del consumidor”, señala Lorente. Un buen ejemplo son los restaurantes de alta cocina, que ya han adaptado sus procesos, productos, platos y experiencias para adaptarse a un servicio de reparto a domicilio y no perder a su clientela habitual mientras intentan llegar a nuevos consumidores.

Eso sí, cuando vuelva la normalidad absoluta, no todos estos nuevos hábitos van a desaparecer. Lorente cree que “todo lo que implique socializar y mantener una experiencia personal con amigos o familiares se va a buscar fuera de casa, como hasta ahora”, pero que “seguiremos pidiendo a las marcas que mantengan ciertos servicios que nos puedan facilitar la rutina diaria.

- Contenido relacionado -