Los millennials cambian la forma de comunicarse

Prensa, radio y televisión han sido las principales vías de información a lo largo del siglo XX, testigos de excepción de todo lo que ocurría alrededor, ya fuera en la propia ciudad o al otro lado del planeta. Los avances tecnológicos han creado un nuevo público que reclama otro escenario comunicativo al que se han adaptado tanto empresas como las agencias de comunicación. Un ejemplo es 3AWW, multinacional independiente especializada en comunicación, compra de medios, soluciones digitales, relaciones públicas, marketing y creatividad, que ofrece algunas claves de las nuevas vías para llegar a los jóvenes. 

El mundo actual se mueve entre redes sociales y teléfonos móviles. La creciente disponibilidad de Internet ha desdibujado la diferencia entre el autor de la información y el receptor de ésta. Las audiencias ya no esperan sentados a que les dicten qué pueden ver, escuchar o leer, porque los canales de comunicación son más accesibles, variados y reversibles. 

En este nuevo marco digital se mueven como pez en el agua los millennials, una nueva generación que representa casi el 50% de la población mundial y son los principales consumidores de todo. Están al mando y reclaman constantemente un contenido innovador y atractivo. 

Para llegar hasta ellos hay que entenderlos. Ganarse su lealtad es muy difícil porque son usuarios de varios servicios digitales al mismo tiempo, aunque están abiertos a consumir publicidad. Además, los influencers están ganando protagonismo en este público emergente en detrimento de los famosos de toda la vida. 

Las agencias de comunicación hablan cada vez más su lenguaje con mayor soltura. Un ejemplo es 3AWW, cuyo CEO, Miguel Ángel Rodríguez, que asegura: “Hay que ser transparentes. Los jóvenes controlan la tecnología y contrastan la información que les llega, por lo que terminan decantándose por el contenido más honesto. No hay que venderles humo”.

- Contenido relacionado -