Los Hot Dogs de Oscar Mayer ponen el sabor americano al Monster Jam

124

El espectáculo Monster Jam fue todo un acontecimiento al más puro estilo americano, con un lleno absoluto en el estadio, en el que los hots dogs tuvieron un protagonismo especial y miles de familias pudieron disfrutar al máximo junto con Oscar Mayer. Más de 30.000 personas acudieron al evento y miles de perritos calientes se consumieron en una tarde marcada por el riesgo y las acrobacias. Los puntos de venta de hot dogs, las barrras , los perrito man (que los ofrecían por las gradas) y la carpa Oscar Mayer se quedaron cortos ante la gran solicitud de perritos calientes.

Diez Monster Trucks, los coches más grandes y potentes del mundo, ofrecieron un show lleno de emociones en el que los grandes monstruos pasaron por encima de unos 40 vehículos de desguace, además de demostrar sus habilidades e impresionar a los jueces con las piruetas, caballitos, donuts, picadas, saltos y loopings más difíciles de imaginar. Unas horas antes del show se celebró la Pit Party, donde los asistentes tuvieron la oportunidad de conocer el circuito junto a los pilotos y los trucks y disfrutar del sabor de un buen hot dog mientras se fotografiaban con el Wienermovil y dejaban su firma en el autobús amarillo de Oscar Mayer, que más tarde fue una víctima más de los Monster Trucks.

Oscar Mayer también tuvo un protagonismo especial con el Jurado Oscar Mayer, formado por los ganadores de los sorteos realizados en facebook y tuenti, quienes tuvieron que evaluar las piruetas de los trucks participantes en la prueba de habilidades.