Los españoles están cambiando la forma de consumir café

Hoy es el Día Internacional del Café y, por ello, Starbucks publica un estudio sobre los hábitos de los españoles con esta bebida. Más de la mitad no renuncian a su café por nada aunque existen ciertas peculiaridades.

El estudio de Starbucks, realizado en colaboración con el Instituto Ipsos, revela que los españoles toman una media de 14 cafés semanales, el equivalente a 728 cafés al año. Sin embargo, 4 de cada 10 desconocen el tipo de café consumido. Sólo el 9% de los encuestados afirma escoger el considerado de mayor calidad, el café 100% arábica.

En cuanto a su elaboración, el clásico café con leche es el más preparado (62%) seguido del cortado (22%) y el solo (21%), mayoritariamente caliente y en taza mediana. Además, 7 de cada 10 españoles prefieren tomarlo sin acompañarlo con algo de comer. Por otra parte, las máquinas de cápsula son la forma favorita de prepararlo en casa (35%). La cafetera italiana (26%) y la máquina espresso de café molido (16%) también son opciones de consumo habituales en el país.

Tomar un café va más allá del propio hecho de bebérselo, esto se observa en el tiempo medio de consumo que se encuentra en los 20 minutos para más del 70% de los encuestados. Así, para la mayoría de los españoles es una experiencia donde prima el aspecto humano, por ello 9 de cada 10 encuestados prefieren su lugar de referencia para tomar café por el trato cercano que reciben. También a la hora de decidir plan para una cita, salir a tomar un café sigue siendo la opción favorita (46%) por delante de tomar una copa o salir a cenar.

Los Zetas y los Millenials están modificando los hábitos de consumo y esto se ve en varios aspectos: los jóvenes piden más cafés para llevar y son los que tienen una clara preferencia por el café con hielo. El uso funcional del café también supone un aspecto clave entre los jóvenes, ya que 1 de cada 3 acuden a él como método para activarse durante los exámenes o en el trabajo. Todo lo contrario ocurre con la Generación X que emplea el café para relajarse. Esto hace que se incremente el consumo de café descafeinado entre la población con mayor edad.

El estudio revela que existen peculiaridades entre los hombres y las mujeres. Algunas de ellas se centran en el tiempo dedicado a su consumo siendo las mujeres (73%) las que invierten más de 20 minutos en tomarlo; en el tipo de café, ya que los hombres prefieren tomarlo solo (25%-17%) frente a las mujeres que optan por el café con leche (67%-56%); y en los momentos de consumo en los cuales las mujeres se decantan por tomarlo a solas mientras que los hombres prefieren tomarlo con sus compañeros de trabajo.

El consumo también varía dependiendo de la comunidad autónoma. Así, Canarias y Navarra son las regiones con un mayor índice de consumo siendo su media semanal de 15 cafés.

- Contenido relacionado -