Los editores de prensa franceses recomiendan la gestión colectiva en las negociaciones con las plataformas digitales

Foto de Pierre Louette

Pierre Louette, presidente de Groupe Les Echos – Le Parisien, ha participado en un encuentro virtual, organizado por la Asociación de Medios de Informacion (AMI) y CEDRO, en el que ha explicado la experiencia de los editores franceses en la trasposición a su legislación de la Directiva de Derechos de Autor en el Mercado Único Digital. Louette ha afirmado que para hacer efectivo el derecho reconocido por esta norma, y según ha demostrado la reciente experiencia francesa, es imprescindible que los editores de prensa negocien de forma colectiva con los gigantes tecnológicos las condiciones de uso de sus publicaciones. Esta, ha asegurado, «es la única forma de no verse obligados a renunciar a sus derechos» y a una remuneración justa por ellos.

La nueva Directiva, que fue aprobada el 26 de marzo de 2019 y que se incorporará próximamente a la normativa española, reconoce a los editores de prensa, por primera vez y de forma explícita, derechos de propiedad intelectual por el uso digital de sus contenidos que realizan los prestadores de servicios de la sociedad de la información, como son los agregadores de noticias o los buscadores.

En julio de 2019, Francia incorporó este nuevo derecho a su legislación interna, siendo el primer país en trasponer esta norma. El modelo por el que optó fue el de gestión individual y renunciable. Esta opción ha llevado, según el editor francés, a negociaciones individuales con las plataformas tecnológicas, cuyo resultado ha sido que en la práctica se ha dejado vacío de contenido este derecho.

Tal y como ha señalado Louette, estas plataformas habrían utilizado su posición para obligar a los editores a «ceder» el derecho sin pagar nada por el mismo. Por ello, los editores se han visto obligados a acudir a las autoridades de competencia ante la imposibilidad de llegar a un acuerdo equilibrado con estas tecnológicas. Por el momento, hay una resolución provisional de esta autoridad que da la razón a los editores de prensa y obliga a una negociación «de buena fe» y, además, un recurso contra la misma presentada por la parte contraria.

El presidente de Groupe Les Echos – Le Parisien no cree que se estén llevando a cabo negociaciones de buena fe, sino que se vuelve a ofertas de servicios por parte de las plataformas para incrementar el tráfico que reciben los editores. Definitivamente, según ha señalado, «estas plataformas no quieren pagar por los contenidos de la prensa».

Con base en esta experiencia, el editor francés ha recomendado al resto de países de la Unión Europea que sus leyes recojan la irrenunciabilidad de este derecho de propiedad intelectual unida a una gestión colectiva obligatoria.

Finalmente, Louette ha solicitado transparencia por parte de estas empresas a la hora de facilitar tanto los datos sobre los usos de contenidos como del tráfico que derivan a los medios.