Los consumidores empiezan a realizar ‘compras búnker’

  • Igual que en plena pandemia, los consumidores empiezan a realizar “compras búnker” en previsión de que se recrudezcan las restricciones. Según un análisis realizado por Gelt, plataforma de datos de compra de consumidor de España, que cuenta con 1.200.000 hogares que usan su aplicación en la actualidad y analiza más de 450.000 tickets cada mes, el consumo se ha disparado en la compra de:
  • Productos de higiene: Lejía (45%), limpieza del hogar (44%) y amoniaco (36%);
  • Alimentos no perecederos: legumbres (35%), pastas (32%) arroz y conservas (28%); 
  • Otros productos cuyo consumo empieza a aumentar en los barrios afectados son: la leche en polvo (18%), el alcohol y los geles hidroalcohólicos (17%), el aceite y el papel higiénico (15%), las conservas (12%), la cerveza (6%) y los platos preparados (2%).
  • El análisis profundiza en los productos que protagonizaron picos de consumo más elevados durante los pasados meses de confinamiento:
  • Los meses de marzo y abril concentraron las mayores subidas;
  • El alcohol y los geles hidroalcohólicos tuvieron el pico más señalado, de un 126%, en marzo, seguidos de la lejía, un 119%;
  • El amoniaco, el papel higiénico, el vino, la cerveza y los alimentos no perecederos fueron otras de las categorías con más subidas.
  • El empeoramiento de la situación sanitaria y de contagios de la Comunidad de Madrid y las medidas restrictivas adoptadas por su gobierno autonómico han vuelto a provocar el mismo efecto de “compra búnker” que vivieron los supermercados durante los meses de confinamiento. De hecho, ya en estos primeros días desde el anuncio de las primeras medidas adoptadas en Madrid, los ciudadanos de los barrios afectados están repitiendo los comportamientos de compra de los meses más agudos del confinamiento, marzo y abril, según se desprende de un análisis realizado por Gelt comparando el promedio de ventas de los principales productos de la cesta de la compra, tanto por fechas como por código postal de las operaciones.

Desglosados, los resultados de este trabajo muestran que:

  • Vuelve la “compra búnker”: las compras realizadas en los primeros días tras el anuncio de medidas extraordinarias para 37 municipios y zonas de Madrid ya apuntan las mismas pautas de las operaciones de previsión ante un empeoramiento del escenario de salud que se manifestaron desde los primeros tiempos del confinamiento. Los productos que están ahora adquiriendo los ciudadanos y que los establecimientos vigilan para no sufrir desabastecimiento son:
  • Productos de higiene: Lejía (45%), otros productos para la limpieza del hogar (44%) y amoniaco (36%);
  • Alimentos no perecederos: entre los que destacan las legumbres (35%), pastas (32%) y el arroz y las conservas que han aumentado sus ventas en un mismo porcentaje: el 28%; 
  • Otros productos que empiezan a disparar su consumo en los barrios afectados son: la leche en polvo (18%), el alcohol y los geles hidroalcohólicos (17%), el aceite y el papel higiénico (15% cada uno), las conservas (12%), la cerveza (6%) y los platos preparados (2%);
  • Otras variaciones significativas en las compras durante lo que va de mes son las caídas importantes que se producen en: ron (-26%), ginebra (-22%), whisky (-17%) y dulces (-15%).
  • Los picos de la pandemia: los productos que provocaron mayores picos de ventas y algunos problemas de abastecimiento en los establecimientos durante los meses de pandemia son los que ahora vigilan más de cerca las enseñas:
  • Los meses de marzo y abril concentraron las mayores subidas;
  • El alcohol y los geles hidroalcohólicos tuvieron el pico más señalado, de un 126%, en marzo, seguidos de la lejía, un 119% también en marzo; son productos que, además, han mantenido un ritmo creciente desde entonces con picos menores pero cercanos al 40% de aumento sostenido;
  • Otras de las categorías con más subidas fueron:
  • el amoniaco, 66% en marzo y 36% en abril;
  • el papel higiénico, 59% en marzo y uno de los más sonados casos de escasez en los momentos más duros de pandemia;
  • el vino, cuya compra creció un 48% en las primeras semanas de confinamiento;
  • la cerveza, que fue la gran protagonista de los días previos al verano cuando aún los bares no estaban abiertos, con subidas del 42% en junio y el 39% en los primeros días de julio;
  • y los alimentos no perecederos: arroz (48%), sopas (45%), pastas (38%) y legumbres (35%).
  • En la evolución mostrada por las compras desde marzo ha habido momentos puntuales en que el chocolate (47% en abril), las anchoas (132% en junio), el helado (por encima del 40% durante los meses de verano) o la ginebra, que marcó un pico del 77% en abril, han protagonizado también importantes evoluciones al alza.