Los colores dan vida al otoño en la nueva campaña de Paradores

Los paisajes multicolor, la caída de las hojas caducas de los árboles, la invasión de las setas, los frutos secos, los platos de cuchara, vino, asados, las escapadas micológicas y las rutas por el campo son algunos de los hitos de esta admirada estación. Para promocionar las estancias y los restaurantes durante esta estación, Paradores lanza la campaña Vuelve a soñar donde los colores dan vida al otoño. Una campaña que pone de manifiesto la influencia de los colores en la vida de esta estación y oferta un descuento del -25% desde el 2 de octubre para amigos de Paradores, y desde el 4 para todos lo demás clientes. La campaña ha sido realizada por la agencia Darwin & Verne.

Después de las largas vacaciones de verano, el otoño es un época donde reinan las escapadas cortas. En las grandes ciudades se dejan ver algunas notas de color de otoño, pero es en esas escapadas y en los entornos únicos donde se encuentra Paradores donde puedes vivir esta experiencia mágica de vida y color, donde puedes relajarte y donde, en definiEva, puedes volver a soñar”, declaran los responsables creativos de la agencia. Un idea bajo la que la campaña se desarrolla en diferentes medios (gráfica, prensa, radio, display, vídeo digital y social media) y a través el cual Paradores nos invita a soñar donde los colores dan vida al otoño.

El encargado de ilustrar este este concepto ha sido Mikel Camara, artista digital con varios años de experiencia en empresas londinenses como BBC y Taylor James Ltd. Cursó estudios universitarios en Londres y un Master de cinematogra[a en la ESCAC de Cataluña, aunque se decantó por la imagen fija como foco donde expresar su crea8vidad. Apasionado de la fotogra[a callejera y de autor, así como de la psicología, combina los dos mundos para inspir arse tanto el mundo exterior como en las creaciones abstractas nacidas de las profundidades de la mente.

A la hora de empezar a realizar esta esta pieza, Mikel nos comenta“Para crear esta obra me inspiré en los paseos por la montaña con mi padre en el País Vasco y Asturias. Mi padre ha sido y sigue siendo un gran aficionado a la montaña y tengo gratos recuerdos de dichos paseos; momentos para charlar o disfrutar del silencio. Somos muy dados a hablar de los misterios de la vida, de dimensiones paralelas e historias mágicas, y creo que la idea de las setas gigantes salidas de los árboles vino inspirada por esas conversaciones. Varias imágenes tomadas con él durante esos paseos se pueden ver esparcidas por la gráfica, como el Naranjo de Bulnes al fondo, los árboles de los cuales nacen las setas gigantes, o el puente de piedra”.

- Contenido relacionado -