Los CEO iberoamericanos vaticinan una crisis económica agresiva y un capitalismo más inclusivo

La consultora de reputación corporativa Villafañe & Asociados ha publicado el estudio “La visión de los CEO iberoamericanos sobre el COVID-19” realizado durante los meses de marzo y abril a más de un centenar de consejeros delegados españoles -muchos de empresas del Ibex 35- y otros de compañías latinoamericanas.

El estudio arroja conclusiones significativas sobre el futuro geopolítico y de la economía global. Los consultados piensan que el escenario más probable que nos espera es un mayor debilitamiento del multilateralismo y un aumento de las tensiones entre países. Los líderes estiman que habrá un incremento del proteccionismo nacional -como ha sido el caso de EEUU y China- y un apoyo de los estados fuertes y democracias débiles (Rusia, China, India, Arabia Saudí y Brasil) a sus empresas nacionales para competir globalmente

Los CEO vaticinan una crisis económica agresiva -peor de la que predicen los organismos internacionales-, que avanzará hacia un capitalismo más inclusivo y que en 2021 ‘todo seguirá igual’. Los directivos nacionales no confían en ‘una salida en V de la crisis’ y el 27% cree que el PIB tardará entre tres y cuatro años en recuperar el nivel anterior a la crisis; aunque los iberoamericanos son más optimistas y sólo un 20% lo piensa. Un 15,8% de los entrevistados piensa que habrá más concentración de empresas, absorbiendo las fuertes a las más débiles. Y un 14,4% confía en que el sistema económico evolucionará a un capitalismo más inclusivo y el 10,3% señalan que el equilibrio entre los estados y los mercados financieros será mayor. Uno de cada tres consejeros delegados en España -y el 36,5% de Iberoamérica- cree que los resultados se reducirán este año entre el 30% y el 60% en una empresa similar a la suya.

Los CEO españoles ponen en valor algunas medidas tomadas por los empresarios como la flexibilidad laboral y el teletrabajo (el 40,5%). Solo un 7,2% considera que solicitar un ERTE o suspensiones temporales de empleo han sido las mejores opciones y apuestan, como prioridades esenciales, por salvaguardar a los stakeholders clave (empleados y clientes, por este orden) y por la continuidad de negocio por encima de cualquier otra circunstancia, alcanzando ambas prioridades el 75.1%. Un 12% apuesta por evitar pérdidas en 2020.

Hay una opinión generalizada en cuanto a que los CEO deben de dar mayor protagonismo a los empleados para motivarles y creen que en la actual situación hay que protegerlos (27,5%). Los líderes de LATAM piensan que deben de “adoptar un mayor protagonismo hacia el interior de su empresa para infundir ánimo y prepararla para la recuperación” mientras que en España los CEO son partidarios de un liderazgo público que traslade la imagen de empresa ciudadana: “El líder asume el rol de la responsabilidad de la empresa con la sociedad en todo momento, pero inexcusablemente en situaciones de crisis y no debe dejar de intervenir”.

Artículo anterior121PR se hace cargo de la comunicación con medios de Chollometro
Artículo siguienteLos expertos reclaman más protagonismo del sector público