Los alimentos y bebidas perjudiciales para la salud no tendrán espacio en la publicidad

Mediante dos instrucciones municipales se regulará la presencia de publicidad de alimentos y bebidas de baja calidad nutricional en los soportes municipales como banderolas, marquesinas o lonas en el espacio público. Asimismo, se reforzará la presencia de productos saludables en equipamientos y servicios municipales.

Las nuevas instrucciones están alineadas con las planteadas por el Ministerio de Consumo para limitar la publicidad dirigida a menores de 16 años de alimentos que incumplan los perfiles nutricionales establecidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Las dos instrucciones municipales que se aprobarán en las próximas semanas quieren impulsar un sistema alimentario urbano más sano, justo y sostenible, de acuerdo con los compromisos adquiridos en el Pacto de Milán del 2015 y en el marco de la designación de la ciudad como capital mundial de la alimentación sostenible 2021.

La Encuesta de factores de riesgo en la escuela secundaria (FRESC) refleja que durante el curso 2020-2021 ha aumentado el número de casos de obesidad en la ciudad. De los cursos estudiados (segundo y cuarto de ESO, segundo de bachillerato y ciclos formativos de grado medio), el 9,8% de la población joven presentaba obesidad (un 12,4 % de los chicos y un 7,3 % de las chicas), y la obesidad está mucho más presente en estudiantes de centros situados en barrios con un nivel socioeconómico bajo, tanto en chicos (15 % frente al 10,7 %) como en chicas (9,7 % frente al 5,7 %).

- Contenido relacionado -