LIBERA presenta una campaña de sensibilización sobre el abandono de residuos en espacios naturales

LIBERA, el proyecto creado por SEO/BirdLife en alianza con Ecoembes, pone en marcha una nueva campaña de sensibilización sobre el abandono de residuos en espacios naturales. En esta ocasión, el objetivo son las ramblas, torrentes y barrancos, identificados como grandes “puntos negros” de concentración de residuos; lugares por donde pasa el agua de manera intermitente, “recogiendo” todo lo que se tira o vuela hasta allí y acaba en el mar, como se ha visto recientemente en las provincias de Valencia y Alicante.

En este proceso los residuos van degradándose, desprendiendo fragmentos (contaminación física). Los microplásticos resultantes de esta degradación son ingeridos con facilidad por la fauna local y son potenciales vectores de patógenos en medios acuáticos. Además de estos efectos debido a la degradación, los residuos plásticos, especialmente en contacto con el agua, liberan sustancias químicas (contaminación química). Plastificantes y retardantes de llama son algunos de los aditivos con un alto potencial de impacto ambiental que muchos de estos residuos contienen.

En este sentido, aunque no hay cifras oficiales, se ha detectado que algunos de los residuos que se encuentran con más asiduidad en estos espacios son envases en el caso de los torrentes; neumáticos, sobre todo en barrancos; y plásticos agrícolas en el caso de las ramblas.

Bajo el lema “Solo tú sabes dónde empieza y todos dónde acaba”, la campaña, a la que puede adherirse cualquier persona, tiene como objetivo sensibilizar a la población del impacto ambiental de la basuraleza en estos lugares, donde se acumula basuraleza en las temporadas secas, los cuales, cuando llegan las lluvias torrenciales, acaba desplazándolos hasta llegar al mar.

Así, a través de distintas gráficas, LIBERA quiere remarcar que la basuraleza no es solo un problema estético, sino un problema ambiental, explicando, por ejemplo, cómo un neumático abandonado en el suelo comienza a desprender microplásticos fragmentados por efecto del sol y en la temporada de lluvias termina llegando a los barrancos que, posteriormente, harán que acabe en el mar, arrasando por efecto de las corrientes con toda la vida del lecho marino.

- Contenido relacionado -
Artículo anteriorLUIKE impulsa su crecimiento nacional e internacional
Artículo siguienteGrupo Albión ficha a Juan Gabriel Pérez