Lego Hidden Side estará en IFEMA

Lego

Lego continúa dando a conocer su principal lanzamiento del año, Lego Hidden Side, que supone la apuesta de la marca por la tecnología de realidad aumentada. Una nueva forma de jugar que combina el juguete físico con el digital. Así, se permite al usuario construir sus sets para después, a través de una app, convertirlos en juegos para móviles y tabletas.

Para acercar esta nueva línea de producto a niños y fans de Lego y que puedan jugar de forma gratuita con los diferentes escenarios que forman este lanzamiento, la marca ha diseñado una original pop-up experience que simula un icónico autobús escolar americano. Diseñado especialmente para acoger a visitantes listos para jugar con Lego Hidden Side.

La instalación, que estará disponible en Heroes Comic Con Madrid (14 y 15 de diciembre en el Pabellón 12 de IFEMA), también cuenta con diferentes mesas de juego para ofrecer a los visitantes la experiencia de construcción tradicional de Lego.

LEGO Hidden Side, la mayor apuesta digital

Lego Hidden Side, lanzado a nivel global el pasado 1 de agosto, constituye una nueva línea de producto compuesta por sets que incluyen tecnología de realidad aumentada. Así, los usuarios deben devolver a la normalidad un mundo embrujado, capturando diversos fantasmas. Es la única experiencia de juego disponible actualmente que integra la realidad aumentada con la construcción física para revelar un mundo oculto de juego interactivo.

Los sets de construcción Lego Hidden Side ofrecen todo lo que los niños quieren y esperan de la experiencia: el desafío de la construcción, un modelo detallado con funcionalidad y minifiguras de personajes ubicados en una historia propia. Cada uno de los modelos puede construirse con su aspecto de día (una escuela, un autobús o un cementerio, por ejemplo) y tiene una función transformadora que lo convierte en su propia versión embrujada.

La App también incluye varios juegos digitales cortos a los que los niños pueden jugar independientemente del set de construcción. En este caso, jugando únicamente con el móvil sin interactuar con el set, el jugador pasa de ser cazador de fantasmas a ser el propio fantasma, cambiando la perspectiva de la interacción.