Laura escanes nueva embajadora para mó

Para el lanzamiento de esta campaña, el equipo de ha contado con la colaboración de una de las influencers más importantes del panorama español que refleja perfectamente los valores de la marca y transmiten la pura esencia de Jellyfish. Laura Escanes, de 23 años, tiene una fuerte personalidad, (tanta, que decidió cortarse el pelo como un chico sin importarle el “qué dirán”) es bella tanto por dentro como por fuera, es una mujer luchadora e independiente que próximamente será madre.

A nivel creativo, cada color de gafa se ha asociado a un estado de ánimo, a un concepto o palabra clave que Laura ha sabido interpretar a la perfección. Cada pose y cada estilismo han sido minuciosamente pensados para no dejar indiferente. Se trata de una campaña muy colorida, fresca y juvenil en la que la marca ha sabido jugar con tonos muy pop, neones, símbolos, ilustraciones y animaciones muy originales. Según tu mood, podrás utilizar un color de gafa u otro.

La nueva colección cápsula de mó, Jellyfish, es una fascinante oda al mundo acuático, más concretamente, a uno de los animales que lo habitan y que están constituidos por un 95% de agua: las medusas. Jellyfish es el reflejo de la sinuosidad, el movimiento, la textura e incluso del misterio que éstas esconden en las profundidades del mar…“Plasmar este concepto en unas gafas no ha sido tarea fácil”, declara Borja Lossius, director del departamento creativo de mó. “Hemos tenido que pensar en utilizar materiales y colores traslúcidos para evocar la transparencia y el aspecto de las medusas de manera muy sutil y elegante, además de darle una forma coherente a la gafa”.

En cuanto al estuche, mó lanza un concepto totalmente diferente, también en línea con las medusas y su transparencia.Hemos creado una caja inyectada en poliamida transparente, siguiendo con los mismos códigos estéticos de la montura, lo que nos ha ayudado a subrayar la esencia del proyecto”.

La gama de colores utilizada en Jellyfish ha sido conceptualizada con dos objetivos. Por un lado, apostar por una tendencia en el mundo del fashion eyewear, en el que las lentes casi transparentes tienen cada vez más presencia, y por otro, acentuar la esencia del concepto con acabados que nos trasladan a las profundidades marinas y a los coloridos reflejos que emanan de las medusas.

El equipo creativo de mó ha asociado el tono rosa chicle con la palabra “fashion”.

Al igual que la moda, “Pink is an attitude”, por ello, es mucho más que un color, es toda una actitud que tiene infinidad de connotaciones y de combinaciones. Hoy, el rosa se puede combinar con el rojo (algo inconcebible en el pasado), con diferentes texturas, tonos y tipos de accesorios, porque ya no existen normas ni límites con este color. Además, es el modelo preferido de Laura Escanes.

El color aguamarina se ha asociado con la palabra “dream”, porque es un tono que nos hace soñar, nos traslada a lugares paradisiacos y nos distrae del estrés de nuestra vida cotidiana. Se trata de un color envolvente, refrescante, relajante y tranquilizante. Anima a empezar de nuevo con fuerzas renovadas e ideas nuevas, al igual que un buen sueño reparador.

Con el azul de jellyfish, sacarás tu lado más rebelde, más atrevido e irreverente para convertirte en la persona más “cool” del lugar. Crea tus propias normas, estilismos y combinaciones. No le temas a nada ni a nadie y arriesga incorporando tonos plateados a tus looks ¡Todas las miradas se fijarán en ti!

El modelo tangerine de jellyfish se ha asociado con la palabra “fun” porque el naranja es un tono divertido, alegre, fresco, vibrante y ácido. Además, estimula la mente, aporta bienestar y buen humor. Pocos se atreven con el naranja a la hora de vestirse ya que es un color potente, incluso osado, que transmite seguridad, alegría y mucha energía.

El tono granada es un color relajante que influye en los sentimientos invitándolos a ser amables, suaves y profundos, induciéndonos a sentir cariño, amor y protección. ¡Si quieres derrochar inocencia mientras ves el mundo de color de rosa, jellyfish Plum es tu tono perfecto!

Jellyfish está compuesta por dos “cuerpos” fundamentales que se podrían diferenciar en esqueleto y piel. El esqueleto está compuesto por una estructura frontal, de estilo aviador, fabricada en acero inoxidable, acompañada por las varillas del mismo material con terminales de acetato de celulosa. El segundo, la piel, es una pieza inyectada en poliamida que cubre dos necesidades, una funcional y otra estética. “Desde el punto de vista funcional, hemos diseñado esta pieza para que actúe como “top bar” dando así la rigidez necesaria a la montura sin tener que utilizar ningún tornillo, lo que nos permite obtener un acabado limpio, sencillo y vistoso”, declara Borja. Además, en esta misma pieza se han incluido tanto los flaps laterales como el nosepad, evitando así los metal pads necesarios en cualquier otra montura metálica. “Ambas geometrías nos han permitido calcar la esencia estética de la medusa a través de líneas sinuosas y simétricas”.

Artículo anteriorSpotify lanza “Qué más hay” en España
Artículo siguienteFicha técnica del spot Coca-Cola Energy