Las webs oficiales y prensa impresa son los sitios donde hay menos fake news

55

Se ha lanzado el estudio “Influencia de las noticias falsas en la opinión pública” elaborado por Estudio de Comunicación, que analiza y pone de manifiesto la repercusión y efectos de las denominadas fake news en organizaciones y empresas, y que ha sido presentado en Madrid por el secretario de Estado de Comunicación, Miguel Ángel Oliver.

El 94,1 % de los participantes afirmaron que utilizan la red para acceder a información facilitada por los medios de comunicación. Los periodistas y los políticos entrevistados son los más activos en la generación de contenidos informativos, con un 65,4 % y un 60 %, respectivamente (frente al 40,7 % del conjunto). Además los participantes creen que las noticias falsas se difunden “para perjudicar la imagen y la reputación de personas u organizaciones”(88 %) y “porque quien las genera cree que puede sacar un beneficio personal o para el colectivo al que pertenece” (75,8 %).

Por otra parte la gran mayoría de los consultados (87,4 %) señala que detecta noticias falsas porque “dicen cosas que no les encajan”, frente a imágenes o vídeos trucados. Los periodistas son quienes más perciben la falsedad en las imágenes (46,2 %). El 34,7 % de quienes has respondido el cuestionario cree posible que haya compartido noticias falsas inconscientemente, aunque sólo el 9,2 % afirma haber difundido una noticia falsa confiando en su veracidad. Entre quienes no están seguros de haberlo hecho o no, los políticos muestran mayor incertidumbre (42,1 %).

En cuanto a medios, la prensa online (75,7 %) es el medio de comunicación en el que, en opinión de los entrevistados, hay más probabilidades de que se generen noticias falsas. Las webs oficiales (55,9 %) y la prensa impresa (52,3 %), donde en mayor medida se considera improbable. Para los periodistas participantes, la prensa online y la televisión (69,2 % en ambos casos) son los medios donde más posibilidades hay de generar noticias falsas. En el caso de la televisión, es el grupo donde mayor desconfianza existe, con 19 puntos porcentuales sobre la media.