Las tiendas online pueden mejorar sus resultados con campañas de video marketing

El ecommerce es uno de los pocos sectores que no ha sufrido la crisis económica provocada por la pandemia. De hecho, ha permitido que muchas empresas y marcas hayan podido sobrevivir a la COVID-19, y que incluso se hayan reinventado pasándose al canal online para mantener o incrementar sus ventas.

Desde la plataforma online de producción de videos digitales Titbit.tv, aseguran que el uso del video permite mejorar las ventas por internet, pero, advierten, hay que saber cómo utilizarlos para conseguir esta conversión y sacar el máximo partido a este recurso audiovisual.

Los videos de productos aumentan la confianza del consumidor en las empresas de comercio electrónico. En el mercado americano, donde el vídeo es un habitual de las campañas de marketing desde hace años, aseguran que la confianza y la seguridad en una empresa, marca y/o producto aumenta más de un 50% si hay un vídeo sobre el mismo. Y si en ese vídeo aparece un testimonio de un consumidor, la confianza en ese artículo o servicio roza el 70%.

Un dato fundamental que aporta el análisis en diferentes comercios electrónicos tiene que ver con la conversión en ventas: los visitantes que ven un vídeo de un producto tienen hasta un 85% más de probabilidades de comprar que aquellos que reciben la información de otra forma. El vídeo también afecta a otra métrica importantísima de cualquier ecommerce, las devoluciones, que pueden llegar a bajar por encima del 10%. Esto es posible porque cuando el cliente compra algo, lo hace con más seguridad y confianza en el artículo que adquiere.

Ver o tocar un producto aún es importante para algunos consumidores. Como en las ventas online esto no es posible, intentar ofrecer algo más que una descripción o una foto puede ayudar a derribar esta barrera. El vídeo es una de las mejores opciones.

Contar historias, vídeos testimoniales y demostraciones. Son tres formas de contar algo alrededor de un producto o servicio. Estos contenidos se pueden viralizar más fácilmente, tanto en redes sociales y YouTube, como en WhatsApp, porque son muy fáciles de compartir entre usuarios. “Como veíamos anteriormente, la confianza en un producto o servicio aumenta cuando hablamos de vídeos testimoniales de otros clientes o usuarios”, añade Arnau Seix, que explica que no deben incluir reclamos publicitarios y sí subtítulos, ya que muchos usuarios tienen desactivado por defecto el sonido en sus móviles.

- Contenido relacionado -