“Las mujeres tenemos acceso a empleos más inestables”

El empoderamiento de la mujer no es una moda. Surge de la necesidad de dar visibilidad a una problemática que en muchos ámbitos profesionales, sigue existiendo. Techos de cristal, diferencias salariales, conciliación… son algunos de los principales retos a los que se han enfrentado las mujeres en el entorno laboral a la hora de alcanzar puestos de responsabilidad.

Sin embargo, el sector de la publicidad, el marketing y la comunicación cuenta cada vez con más profesionales mujeres, desde directivas hasta emprendedoras que, a través de esta sección especial que lanzamos dedicadas a ellas, hablan de su experiencia en este sentido. Hoy le toca el turno a Anna Roca, Managing Director en Proximity Barcelona. ¡No te la pierdas!

¿Cuáles han sido los principales escollos que ha tenido que superar para llegar hasta su actual puesto de trabajo?

Entender, focalizar y equilibrar mis decisiones personales y profesionales. Nos entrenan para tener una carrera profesional. Y, una vez más, el lenguaje es poderosísimo. Una carrera requiere velocidad, competición, no permite apearse y tiene una meta más o menos definida. Las reglas están claras y parece que sólo tenga que haber un ganador. Y mientras corres, a veces quieres o necesitas parar. En mi caso, los escollos o el parar fueron la maternidad y la enfermedad. Y dejas de correr. Primero el parón es físico. Pero luego porque lo entiendes de manera distinta. Cambié el significado de carrera por trayectoria. Allí empecé a sentirme más cómoda y empecé a disfrutar y a tomar decisiones desde el curso de las cosas. A veces con acierto, otras con menos fortuna. Pero lo mío no son las carreras, es un recorrido.

Decir que a una mujer le cuesta más alcanzar un puesto de responsabilidad, ¿es hacer demagogia o es totalmente cierto?

En términos generales, es totalmente cierto. Más que mi opinión, aquí solo es necesario mirar datos. Todos los observatorios o estudios sobre igualdad de género lo explican mejor que yo: menos mujeres en puestos de responsabilidad en las empresas de este país. Las mujeres tenemos acceso a empleos más inestables y se confirma que sigue habiendo un gap salarial entre hombres y mujeres. Todo dicho.

Como en todas las crisis, en esta del Covid, ¿vuelven a ser las mujeres el sector más vulnerable?

Vuelven a ser las mujeres, sí.  Son las que trabajan más en sector servicios y han estado a primera línea. Las que teletrabajan se han quedado en el salón, en vez de en el despacho. Y, por desgracia, son las que han perdido más empleo.

¿Ha notado algún tipo de discriminación salarial en los puestos en que ha desarrollado su labor profesional?

Yo no he notado discriminación. Pero los datos no avalan mi sensación. En el mundo agencia hasta hace pocos años no se hacían barómetros comparativos. Si me ciño en el último estudio de SalaryScope de SCOPEN decían que las mujeres cobran un 18% menos que los hombres en los puestos directivos de las agencias y un 15% menos en los no directivos. Así que los datos hablan por sí mismos. Parece que la ignorancia es poderosa.

¿Romper el llamado techo de cristal es posible o solo es un acto reservado a unas pocas?

Claro que es posible. Son de cristal, ¡no de hormigón armado! Y es necesario romperlos, tanto los techos como los suelos de cristal. Pero hay que ir bien calzado. Los cristales rotos cortan. Pero también reivindico que no los tienen que romper solo las mujeres, también los hombres, los gobiernos, las empresas, la educación y las familias. Dar toda la responsabilidad a las mujeres es demasiado y, solo así, no se cambia el sistema.

En su caso particular, la famosa conciliación familiar, ¿ha sido posible a costa de qué?

A costa de mucho o de poco. Porque por suerte las decisiones las he tomado yo, las buenas y las malas. Y esto es un lujo. Mi tribu (pareja, hijos, amigos, familia, compañeros…) entiende lo que hago y cuando he querido tirar la toalla, han sido ellos quienes me han empujado, me han cubierto, me han escuchado y me han dicho… sigue, que sí que merece la pena. ¿Qué no ves que te encanta? ¿Qué no ves que te brillan los ojos?. Aunque si os soy sincera, quién más ha hecho por mi conciliación, en menos tiempo y de la manera más efectiva, ha sido COVID. Mi día ha ganado horas y foco, ahora estoy más y mejor.

- Contenido relacionado -