“Las agencias hemos aprendido a acercarnos a los clientes de otra manera”

Desde La Publicidad hemos elaborado un año más nuestro especial “Anuario”, donde diferentes profesionales del sector hacen balance de un 2020 que ha sido distinto para todos. Hoy es el turno de Cristina Jiménez-Herrera Burgaleta, Directora General de Proximia Havas.

“Efectivamente, año para olvidar en cuanto a la tristeza provocada por las pérdidas humanas y la crisis económica en la que estamos inmersos, y en la que continuaremos consecuencia de la pandemia. Pero no podemos olvidar todo lo que hemos aprendido, verdaderos learnings para nuestra industria, nuestra manera de trabajar y la forma en las que nos relacionamos agencias y medios con las marcas.

¿Qué hemos aprendido las agencias? A confiar en nuestros equipos, a trabajar de forma descentralizada (en Proximia lo llevamos en nuestro ADN), pero, sobre todo a exigir resultados y no horas en la oficina. También hemos aprendido a acercarnos a los clientes de otra manera, tarea que no ha sido fácil, pero gracias a la cual ahora somos más eficientes; dando importancia al contenido y poniendo el foco en lo que contamos y no en el cómo lo contamos. Aquí los encantadores de serpientes han perdido parte de sus superpoderes…

¿Qué han aprendido las marcas? A ser más ‘Meaningful’ que nunca. Los consumidores apostarán por aquellas marcas que han demostrado su compromiso poniendo recursos propios al servicio de las instituciones, en una situación prácticamente de guerra. Ha sido el año del “Content First” …. Y ha venido para quedarse.

¿Y qué han aprendido los Medios?. Pues más bien ha sido al revés, qué hemos aprendido nosotros de ellos. Su rol como informadores en la pandemia ha sido clave. Pero, sobre todo han demostrado que son los más eficaces para concienciar e impactar a la sociedad, consecuencia del esfuerzo y trabajo que hay detrás. Además, la veracidad que transmiten en sus contenidos se contagia a la publicidad que los acompaña.

Un ejemplo para concluir: nadie niega que la actitud irresponsable de muchos jóvenes (no todos) estaba contribuyendo a la expansión del virus. Algunos pensaron que, utilizando sus canales y su lenguaje e impactándolos con influencers podrían concienciarles. El resultado no fue el esperado. Pero de repente, el Instituto de Cine de Canarias de la mano de Willy Suarez nos conmovió a todos presentado el verdadero drama que estamos viviendo: el precio de la diversión entre la juventud se cobra la vida de nuestros allegados. Este anuncio fue noticia en todos los telediarios.

Aprendizaje: Los temas de rigor han de comunicarse en canales serios, y con contenidos realizados por profesionales”.