Las agencias de medios se frotan las manos con la llegada de la publicidad a Netflix

Netflix albergará publicidad a partir de la semana que viene en España y otros países. Inicialmente, tenía previsto dar este paso más tarde, pero lo adelantó al 10 de noviembre para hacerlo antes que otros competidores, como Disney Plus.

En su aterrizaje al mundo de la publicidad, las agencias de medios serán un actor fundamental para su éxito. Para empezar, los profesionales del sector consultados por este medio coinciden en que la decisión de la plataforma es un «espaldarazo» a la industria publicitaria. Ramón Alonso, director de Amplifi (Dentsu), sostiene que este paso «corrobora que sin los presupuestos publicitarios es muy difícil que los contenidos se democraticen y lleguen a un mayor número de personas«.  El modelo publicitario es, a su juicio, «el motor principal para la generación de los mejores contenidos».

En efecto, la plataforma líder de streaming necesita la publicidad para diversificar sus ingresos. Según un estudio, Netflix podría percibir unos 2.700 millones de dólares por la venta de sus espacios publicitarios ya en 2025. En España, las agencias de medios preguntadas por este medio estiman que su inversión podría llegar a los 20 millones de euros en su primer año, aunque reconocen que es muy difícil hacer predicciones en este sentido. Hay que recordar que la plataforma facturó un total de 579 millones de euros en España el año pasado, según sus cuentas depositadas en el Registro Mercantil.

Al parecer, la estrategia publicitaria de Netflix pasará por atraer a grandes anunciantes. Sobre ello, Alma Vázquez, Chief Transformation Officer de IKI Media, precisa que la plataforma «tiene la previsión de lograr más demanda que oferta y solicita unos mínimos de inversión elevados, a un coste muy por encima de la televisión lineal». En esta línea, Enrique Díaz, director de Digital e Innovación de Equmedia, cree que con el «nivel de inversiones mínimas y costes CPM, pocos serán los anunciantes que puedan acercarse«. El CPM estimado podría estar en torno a los 60 dólares.

En cualquier caso, con esa previsión de ingresos en España -sobre los 20 millones de euros el primer año-, no es previsible que arañe cuota publicitaria a los canales de televisión tradicionales. Por comparar, Atresmedia percibió 660 millones el año pasado por publicidad; y Mediaset obtuvo 806 millones.

- Contenido relacionado -