La venta online suaviza la caída de la industria de la moda en España

La evolución de la pandemia ha comportado que a lo largo de 2020 hayamos tenido que ir regulando nuestros valores y prioridades. Estos cambios de comportamiento han tenido un impacto directo en nuestras decisiones de compra y nuestra relación con la industria de la moda, que en España registró un descenso en valor del -25% a cierre de 2020.

En este contexto, Kantar ha estado presente en la 9ª edición del Barcelona Fashion Summit, donde se han abordado aspectos como la evolución del sector Fashion antes y durante la pandemia, así como las previsiones de futuro para este nuevo año.

Según los datos de Kantar, casi la mitad de los españoles -un 49% en cifras del mes de septiembre- considera que ahora necesita comprar menos ropa que antes; una decisión que se ha visto afectada directamente por el impacto en los ingresos personales. En los últimos meses de 2020 ha aumentado la preocupación por el ahorro a la hora de comprar moda, y, de hecho, el gasto medio por comprador ha disminuido de 600 euros en el año 2019 a 457 el año pasado.

En lo que respecta al conjunto de Europa, el impacto en el sector de la moda ha supuesto una caída del -21% en la evolución del valor total hasta el mes de noviembre. Como consecuencia, “han tomado especial protagonismo alternativas como la venta online, segmento que en España ha crecido un 55% en valor, en detrimento del canal offline, que ha caído un -33%”, ha afirmado Rosa Pilar López, directora panel Fashion & Beauty en Kantar, división Worldpanel.

La promoción es una de las herramientas que han hecho uso los comerciantes para tratar de amortiguar este descenso de sus ventas. En este sentido, en 2020 la Unión Europea ha registrado un aumento del 2,5% de la cuota en valor de las promociones versus 2019, mientras que en España este dato ha sido del 4,5%.

Durante su ponencia, Rosa López ha querido poner de relieve que, “tras un año que ha cambiado por completo nuestra manera de consumir, es vital que las marcas se apoyen en los valores que nos ha dejado 2020 para acelerar la recuperación”. “Las tendencias que durante meses han formado parte de nuestros hábitos de consumo deberán quedarse para formar parte de la nueva normalidad, como son la apuesta por el comercio local, la mejora de la experiencia online, la importancia de la salud física y psicológica o la búsqueda de nuevas formas de relación con las marcas, entre otras”, ha concluido la experta.

- Contenido relacionado -