La salud mental de los trabajadores empeora en el ámbito laboral por la pandemia

Tras casi dos años de pandemia, más del 50% de los  empleados reconoce que su salud mental se ha deteriorado en el ámbito laboral  mientras que la mayoría de PYMES, el 77%, no destina recursos económicos a  cuidar de su bienestar emocional. Así lo refleja un estudio elaborado por Kenjo, software de RRHH para PYMES, en colaboración con ifeel y Appinio.  

El informe muestra los resultados de una encuesta realizada a empleados de  distintas empresas en España, así como a profesionales del sector de los Recursos  Humanos. En él, un 60% de los trabajadores afirma sentirse más estresado y/o  ansioso desde el comienzo de la pandemia, siendo la inseguridad de ingresos para  el 42,1% el principal motivo. A éste le sigue la dificultad para conciliar la vida laboral  y familiar (35,2%), en especial durante los periodos de teletrabajo por las  restricciones sanitarias.  

En este sentido, el 51% admite que en estos dos últimos años le ha resultado más  difícil motivarse y la mitad considera que su empresa no ha prestado suficiente  atención a su estado de salud mental. De hecho, un alto porcentaje (75%), asegura  que no recomendaría su empresa como un buen lugar para trabajar, sobre todo por  la falta de incentivos para promover la conciliación laboral y familiar y de ayudas  para gestionar la carga de trabajo. 

“Las organizaciones tienen cada vez más un papel relevante a la hora de poner en  marcha planes que garanticen el bienestar emocional de su plantilla y tanto la  dirección como los departamentos de RRHH son una parte fundamental en esa  responsabilidad. Cuando el empleado se siente satisfecho, su trabajo también  mejora y repercute de manera positiva en el conjunto de la compañía y sus  objetivos”, asegura David Padilla, CEO y cofundador de Kenjo.

Entre los beneficios que los empleados querrían tener, destaca en primera posición  el horario de trabajo flexible (46,4%), seguido de días libres para cuidar de su  bienestar mental (37,2%) y el acceso a ayuda psicológica (28,2%).  

Por su parte, el 78,3% de los profesionales de RRHH asegura ser consciente de que  la pandemia ha afectado a la salud mental de su plantilla y el 63% considera que su  organización no ha respondido adecuadamente a este hecho. El 37,4% afirma que  la falta de recursos económicos es la principal razón de no tener una partida  dedicada al bienestar de sus empleados y el 23,7% apunta a reticencias por parte  de la dirección general.  

Sin embargo, la mitad asegura que mide la satisfacción de sus empleados, siendo la  encuesta de clima laboral el método más utilizado (62,7%), por delante de las  reuniones individuales y periódicas entre los empleados y sus responsables (20%).

- Contenido relacionado -