La salud es la máxima prioridad vital de los españoles seguida de la familia

El Instituto de Conocimiento Mar de Fondo presenta el estudio “Las Prioridades Vitales de los Españoles” a partir de cuyos datos proponen recomendaciones para políticos, empresarios y agentes sociales y la sociedad en general.

Mar de Fondo, el Instituto de Conocimiento creado por el psicólogo Javier Urra, el sociólogo Enrique Domingo y el director de Educar es Todo, Leo Farache ha presentado su primer estudio titulado “Las Prioridades Vitales de los Españoles”. El estudio se ha realizado en dos oleadas (diciembre de 2019 y Junio de 2020) con más de 4.000 entrevistas; y se inició con una investigación cualitativa en profundidad.

Del estudio se desprenden resultados que los promotores han presentado en una visión general, siete particulares y una comparativa de las prioridades de los españoles antes y después del periodo de confinamiento por la pandemia de la COVID19. Los españoles consideran la salud la principal de sus prioridades (Para el 79,9% es muy importante). Sin embargo, su nivel de satisfacción ocupa el séptimo de las diecisiete variables analizadas (sólo el 27% se siente muy satisfecho)

La familia es una prioridad muy importante para 3 de cada 4 españoles. Además, uno de cada dos manifiesta sentirse muy satisfecho con la familia; siendo este el aspecto -de los analizados- junto con la pareja, el amor y los afectos con los que se sienten más satisfechos en su vida. La precariedad aparece como el factor principal para el retraso de la independencia de nuestros jóvenes y la disminución de la deseabilidad del establecimiento de la pareja estable y de la posibilidad de tener hijos. Más de la mitad de los españoles considera que “si no tiene claro su futuro, prefiere no tener hijos”. Para el 67% de la población “para tener una familia hay que tener un trabajo estable y bien remunerado”.

El trabajo tiene un segundo rango entre las prioridades de la vida de los españoles. Ocupa sólo el sexto lugar en importancia de los 17 aspectos. Dos de cada tres españoles (67,6%) se sienten satisfechos en alguna medida con su trabajo (muy+más bien); destacan en satisfacción las clases altas (85,7% y 74,2%). Sólo para el 17,1% el trabajo es una fuente de alta satisfacción; contrasta que así sea para el 28,6% para la clase muy alta y el 7,5% para la muy baja. Para el resto es un medio para ganar dinero.

Por otra parte, para casi 9 de cada 10 españoles llevar una vida moral y digna es una prioridad muy importante o importante. El 91% de los españoles se sienten muy satisfechos o satisfechos de ese aspecto de su vida.

En cambio, los aspectos que los españoles consideran menos prioritarios son la religión (es ‘muy importante’ sólo para el 8% de los españoles), la política (el 9,8% la considera una prioridad muy importante) y la espiritualidad (el 12,5%). La política es, a mucha distancia, el aspecto con el que los españoles se sienten menos satisfechos (sólo un 6% está muy satisfecho) seguido de la desigualdad social (un 8%).

El 12,1% de la población muestra un índice alto de soledad y es más alto entre las personas mayores y algunos jóvenes. El 27, 6% muestra un índice de optimismo bajo. Ambos índices son expresión de la vivencia subjetiva de la realidad social y se han mostrado como buenos predictores de las prioridades vitales y la satisfacción, así como de la conformación de las actitudes y expectativas observadas.

- Contenido relacionado -