«La pandemia ha convertido el cambio en algo inaplazable»

Desde La Publicidad hemos elaborado un año más nuestro especial “Anuario”, donde diferentes profesionales del sector hacen balance de un 2020 que ha sido distinto para todos. Hoy es el turno de Luis Conde, Responsable de estrategia y co-fundador en Fuego Camina Conmigo.

“No hace falta retroceder demasiado en el tiempo para recordar que el gran ‘bug’ del milenio estaba programado para el año 2000 y tenía forma de apagón informático. Muchas compañías hicieron un gran esfuerzo para afianzar sus procesos productivos, ganar eficacia y seguridad, lo que en muchos casos ha derivado en estructuras algo rígidas. Pues bien: con la llegada del virus toda esa firmeza se ha evaporado. 2020 ha supuesto una interrupción global, una toma de conciencia forzada. 

Desde Now New Next —la plataforma de conocimiento digital e innovación para marcas de Fuego Camina Conmigo— hemos elaborado el informe ‘2020. Año Cero’, en el que resumimos los aprendizajes que hemos realizado a lo largo del año. Pero si tuviéramos que elegir una lección entre todas, nos quedaríamos con el cambio. 

«En un momento de digitalización acelerada, el pensamiento industrial ha quedado obsoleto«

Antes de la llegada de 2020, la idea de cambio constante y realidad fluida no nos era del todo desconocida  —ahí están las aportaciones del filósofo griego Heráclito de Efeso (“Todo fluye, nada permanece”)—. De hecho, el cambio forma parte de nuestro ADN como agencia y así consta en nuestro manifiesto. Sin embargo, nunca lo habíamos interiorizado tanto como ahora. 

La pandemia ha convertido el cambio en algo inaplazable. 2020 supone el paso de la modernidad líquida a la modernidad gaseosa: la imprevisibilidad y la falta de andamiajes sólidos no solo son el nuevo paisaje, sino que deberán ser nuestra nueva naturaleza si queremos adaptarnos a la realidad VUCA (volátil, incierta, compleja y ambigua). Para ello, debemos aceptar que no lo sabemos todo, no resistirnos al cambio y ser transparentes en el proceso. 

En un momento de digitalización acelerada, el pensamiento industrial ha quedado obsoleto. El cultivo de una mentalidad abierta, creativa y flexible es la mejor herramienta para reinventarse —de verdad— y con éxito. 

En Fuego Camina Conmigo sabemos que los cambios nos desestabilizan, nos desafían, pero también nos llenan de energía transformadora, esa que solo el fuego alcanza”.

- Contenido relacionado -