La nueva funcionalidad de BBVA que acompaña a los clientes hacia un mundo más verde

BBVA ha diseñado una herramienta digital para que sus clientes, tanto particulares como empresas, puedan conocer la huella de carbono -gases de efecto invernadero emitidos a la atmósfera- a través de la analítica de datos. Esta nueva funcionalidad, pionera en España, ayuda a concienciar a los clientes sobre el impacto de sus acciones en el medioambiente y les brinda consejos para llevar una vida más sostenible.

Según el Banco Mundial, cada español emite a la atmósfera alrededor de media tonelada de CO2 de media mensualmente. Esta cantidad es difícil de asimilar, por eso, la entidad financiera ha decidido dejar diversas huellas por España de la talla 3.965 para facilitar su entendimiento y concienciar a la sociedad de dicho impacto. El primer paso para reducir nuestra huella de carbono, es conocerla. 

Las cuatro huellas gigantes instaladas en España se han repartido dos en la provincia de Lugo -en el municipio de Palas de Rey-, una en Barcelona, junto al barrio de la Barceloneta; y la última en Madrid, junto a la Plaza de Toros de Las Ventas. El tamaño de cada huella es de 28 metros de largo por 12 de ancho. 

«Al hablar de sostenibilidad, como en casi todos los campos, empezamos a abusar de palabras que llegan a perder el sentido. La palabra ‘huella’ era una de ellas. Así que, en lugar de hablar, decidimos mostrarla», según Víctor Blanco, director creativo ejecutivo de PS21, consultora creativa que ha desarrollado la acción. 

La nueva funcionalidad, gracias a la analítica de datos, es capaz de ofrecer a cada cliente medidas concretas para mitigar el impacto medioambiental de su actividad y, a su vez, ahorrar en las facturas. Estas recomendaciones incluyen por ejemplo, cambios de hábitos sencillos y sostenibles que ayudan a reducir los importes en los recibos de hogar mientras que se reduce la huella de carbono. Asimismo, el cliente también tendrá a su alcance la posibilidad de ver y/o contratar alguno de los productos que completan la amplia gama sostenible que ofrece BBVA. 

Para poder conocer la huella de carbono, no es necesario que el cliente introduzca ningún dato adicional, ya que BBVA es capaz de hacer una estimación aproximada de la emisión de CO2 a la atmósfera de cada cliente en base a los recibos de gas y luz, así como los gastos realizados en carburante.

- Contenido relacionado -