Nueva polémica campaña del Ministerio de Consumo sobre los estereotipos sexistas en los juguetes

se más juguete

El Ministerio de Consumo ha puesto en marcha una nueva campaña institucional enfocada en acabar con los estereotipos sexistas en los juguetes y promover la función pedagógica del juego.

Bajo el lema “A los juguetes nos da igual si eres niño o niña. Sé más juguete”, anima a la población a aprender del único miembro en la ecuación del juego al que no le importa el género de la persona que juega: los juguetes. 

Al igual que el año pasado, los juguetes siguen siendo los protagonistas, pero en esta ocasión abandonan el tono belicista para adoptar uno más emotivo, con el objetivo de conectar con un sector más amplio de la población. 

“Queríamos lanzar un mensaje concienciador, que la gente empatizara con la campaña de una forma simpática. Y lo hemos hecho dando voz a los más interesados en la cuestión: los propios juguetes”, ha comentado Iñaki Bendito, Director General Creativo y Presidente de la agencia Kitchen. 

La campaña se compone de una pieza audiovisual principal de 75 segundos, producida por McNulty y realizada por Rodrigo Rodríguez, y se amplifica con diversas piezas en redes sociales que buscan informar sobre sobre las distintas habilidades que potencia cada tipo de juguete. 

Según el informe técnico que presentó el Ministerio con la campaña: “El juego es una parte importante del desarrollo cognitivo, emocional y social de niños y niñas, y los juguetes nos permiten desde edades tempranas desarrollar una serie de habilidades y competencias dirigidas a la formación integral de la persona en todos los ámbitos de la vida”. 

#SéMásJuguete se suma a las acciones que el Ministerio de Consumo viene desarrollando desde su creación en esta materia, como el nuevo Código de Autorregulación de la Publicidad Infantil de Juguetes que entró en vigor el pasado 1 de diciembre, un acuerdo firmado por el Ministerio de Consumo, la Asociación Española de Fabricantes de Juguetes (AEFJ) y Autocontrol con el objetivo de que la comunicación comercial de juguetes evite sesgos y roles de género, así como la representación sexualizada de las niñas. 

- Contenido relacionado -