La lucha entre las pequeñas empresas españolas y el COVID

GoDaddy, empresa que empodera a los emprendedores en su día a día, un año más presenta los resultados de su observatorio “Estado actual de la digitalización las pequeñas empresas y autónomos españoles 2021” en la que destaca la capacidad de adaptación de los autónomos de este país: la mayoría de las pequeñas empresas españolas encuestadas (52%) ha declarado haber experimentado un crecimiento significativo (26%) o ningún tipo de cambio en el mismo (26%), en comparación con el 47% de ellas que ha afirmado haber sufrido un descenso significativo de su desarrollo, durante la pandemia. Por otro lado, el 26% de las pequeñas y medianas empresas españolas informaron de un aumento significativo del crecimiento de su negocio, en comparación con el 20% de las pequeñas empresas alemanas, el 22% de las francesas y un 24% de los autónomos italianos encuestados.

Aunque estos meses han sido tremendamente complicados para este sector, está claro que han sabido adaptarse a la situación para superar las dificultades de los cierres y restricciones derivadas de la pandemia poniendo en el centro de su actividad la digitalización y sus herramientas. 

Estos negocios están abiertos a la innovación y a la mejora y, contra todo pronóstico, han logrado hacer frente a esta crisis sin precedentes, pues muchas se han beneficiado de la digitalización y de la venta de sus productos y servicios online.

Pero, si hasta ahora el mundo online estaba siendo relevante para los pequeños negocios, desde hace más de un año y a raíz de las consecuencias de la COVID-19, la tecnología se ha convertido en protagonista y única salvación para un significativo número de pequeños empresarios españoles. Tanto es así que 1 de cada 4 ha llegado a ampliar sus áreas de negocio en estos meses y un 12% ha empezado o expandido su tienda online. 

Un 48% de las pequeñas empresas esperan resurgir con más fuerza que antes de la COVID-19

Y aunque son muchas las dificultades con las que se están encontrando este tipo de negocios desde que comenzaron las restricciones, los datos muestran la capacidad de adaptación de los autónomos españoles, ya que más del 48% de las pequeñas empresas esperan resurgir con más fuerza que antes de la COVID-19. Además, destaca la manera en la que están aclimatándose a los nuevos canales digitales para aumentar las ventas y continuar: la tienda física continúa siendo el principal canal de venta para el 47%, el 52% dice utilizar la página web de su empresa, para el 39% lo son las redes sociales y un 20% manifiesta que utiliza su propia tienda online.

En cuanto a los principales retos para las pequeñas empresas a nivel global son, en primer lugar, para el 90% de pequeñas empresas españolas el principal reto es aumentar la fidelidad de los clientes. En segundo lugar, el 89% de estas consideraron que sus principales retos son mantener el negocio durante la pandemia de COVID-19 y aumentar el número de nuevos clientes. Y, para el 71% de los pequeños empresarios es importante ampliar los conocimientos tecnológicos / soluciones digitales.

Por otro lado, es relevante decir que, aunque el balance está siendo positivo y la digitalización está ayudando a un sinfín de autónomos, la COVID-19 ha hecho mella en algunos de ellos ralentizando el ritmo de la empresa. Tanto es así que el 18% de los encuestados se han visto a despedir una parte o el total de sus empleados.

“Los datos de nuestro observatorio muestran un espíritu de renovación y resistencia en todas las pequeñas empresas españolas, destacando su gran capacidad de adaptación a las nuevas herramientas digitales para, gracias a estas, superar esta crisis. Por este motivo, nosotros queremos estar al lado de todas ellas que estén dando el paso de introducirse en el mundo online, para hacer que aprovechen al máximo todas sus ventajas y logren salir de esta situación con todas las ventajas posibles y con una empresa mejorada y actualizada”, concluye Gianluca Stamerra, director regional de GoDaddy para España, Italia y Francia.

- Contenido relacionado -