La lectura en libro digital crece aunque los internautas siguen prefiriendo el formato papel

AIMC (Asociación para la Investigación de Medios de Comunicación) ha presentado los resultados de su último estudio realizado a través del AIMC Q Panel, su propio panel de internautas, en el que se muestran cuáles son sus hábitos de lectura que, junto la música y el cine, es uno de los ámbitos de la cultura que más interesa a los encuestados en este estudio, centrado en la rutina lectora de los encuestados, tanto en formato papel como electrónico. 

La población objeto de este estudio, por tanto, ha sido aquella que es usuaria y tiene acceso a Internet, es decir, un total 35,9 millones de individuos sobre los 40,9 millones de residentes en España de 14 años o más.

Aunque predomina el consumo de libros en papel, siendo el 58% de los lectores los que prefieren este formato, el estudio aprecia que el formato digital va creciendo en aceptación respecto a ediciones anteriores del estudio, al ser elegido por el 27% de los lectores internautas en 2021. Esta cifra sube 5 puntos respecto a la última edición del estudio en 2018.

Otra forma de acceder a los libros es a través del préstamo bibliotecario. De acuerdo con los resultados del estudio, sólo el 24% de los internautas ha ido a una biblioteca en los últimos 12 meses, lo que supone un descenso relativo del 41% en la asistencia respecto a años anteriores, probablemente como consecuencia de las restricciones derivadas de la pandemia.

El 64% de los encuestados ha leído en alguna ocasión un libro en versión digital, dato que ha crecido 4 puntos respeto a la última edición de este estudio, realizada en 2018. No obstante, a pesar de este crecimiento, cuando se pregunta a aquellos que han leído alguna vez un libro digital por qué versión optarían, si pudieran disponer del formato electrónico o el papel para leer un mismo título, un 66% se decanta por el papel, mientras que a un 17% indica que le resulta indiferente la versión a escoger, y otro 17% prefiere la versión electrónica. Al comparar estos datos con los de ediciones anteriores del estudio, se observa que ha aumentado el número personas que prefieren la versión papel frente a la electrónica, situándose en casi 4 puntos si comparamos la cifra registrada en 2021 con la de 2018.

El 38% de los partidarios del e-book consideran decisivo el ahorro de peso y de volumen como razón principal. Por otro lado, la posibilidad de disponer de muchos títulos diferentes en un único objeto (21%) y el ahorro en la compra de libros (18%) son las otras dos motivaciones que completan el podio. 

A pesar de que el e-book sigue siendo el dispositivo de lectura preferido, en esta edición llama la atención el crecimiento del smartphone que, con un 25%, ha subido casi 5 puntos desde 2018 por los lectores en formato digital.

En lo que se refiere a la frecuencia de lectura, sea en uno u otro formato, el 43% de los internautas declara leer libros todos o casi todos los días, y un 18% una o dos veces por semana. Por otra parte, un 16% declara no leer nunca o casi nunca. Entre los principales motivos de la escasa lectura que alegan este último grupo, llama la atención el crecimiento de la opción “No me gusta/No me interesa la lectura”, que gana 13 puntos en el acumulado de 1ª + 2ª razón de no lectura para esta última edición del estudio, en detrimento de la “falta de tiempo”, que pierde 14 puntos.

El estudio vuelve a poner de manifiesto que la población internauta se sigue considerando lectora. El 85% de los encuestados indica que ha leído algún libro o cómic en los últimos 12 meses. Este grupo asegura leer un promedio de 11,6 libros al año (prácticamente uno al mes). De todos ellos, 6,4 son en formato papel y 5,2 en formato electrónico. Comparando estos datos con ediciones anteriores, se observa que la lectura en formato papel se mantiene, mientras el formato digital crece en un ejemplar.

- Contenido relacionado -