La digitalización y la globalización definen la transformación de las marcas

Cerca de 200 profesionales de Marketing, directivos de empresas, agencias de comunicación y especialistas se han dado cita en la IX edición del Observatorio de Branding, que ha tenido lugar el jueves 27 de febrero en el auditorio Endesa, en Madrid.

Este foro, organizado por la Asociación de Marketing de España, el Foro de Marcas Renombradas Españolas, GfK y Summa Branding, tiene como objetivo analizar lo último en tendencias relacionadas con la gestión de branding y revisar casos de éxito. La edición 2020 del Observatorio de Branding en Madrid ha sido posible también gracias a la colaboración de Endesa.

El Observatorio de Branding 2020 ha tenido como tema general «Marcas en transformación», con la digitalización y la globalización como ejes conductores. Han participado como ponentes representantes de GfK, Summa Branding y FNAC, y en las mesas redondas directivos de Correos, Banco Santander, Cabify, Multiópticas, Applus+, Grupo Cosentino y Grupo Nueva Pescanova, con la moderación de la Asociación de Marketing de España y del Foro de Marcas Renombradas Españolas 

“Prácticamente todo lo que hace el marketing se orienta a mejorar la imagen de marca y conseguir que sea preferida frente a otras. De ahí la importancia central que tiene el branding para nosotros” —afirmó en las palabras de bienvenida Víctor Conde, director general de la Asociación de Marketing de España. Por su parte Víctor Mirabet, vicepresidente de Summa Branding, y conductor del evento, advirtió que «son no menos de 30 las nuevas tecnologías que están impactando o van a impactar en la actividad de las marcas, de manera que el 40 por ciento de los modelos de negocio que conocemos hoy habrán desaparecido dentro de 10 años. La transformación de nuestras marcas, ante los importantes retos que deberán afrontar en los próximos años, deberá trascender a los cambios meramente adaptativos: serán cambios mucho más profundos, que afectarán a toda la marca, y en el largo plazo. Cambios en la manera de gestionar, de entregar experiencias, de interactuar, de pensar, de actuar y de relacionarse. Una auténtica transformación, sin renunciar a la identidad propia de cada cual. Algo que obligará a desarrollar una nueva inteligencia de gestión permanente del cambio».