La innovación con IA mejora la competitividad

Más del 75% de los directivos que afirman que la inteligencia artificial (IA) mejora la toma de decisiones y la eficiencia de los equipos, también aprecian cambios positivos en el aprendizaje empresarial (87%), la moral de los trabajadores (79%) y la colaboración entre compañeros (78%), según ‘The Cultural Benefits of Artificial Intelligence in the Enterprise’, un nuevo informe global publicado la consultora estratégica Boston Consulting Group (BCG) y MIT Sloan Management Review (MIT SMR).

En su quinta edición, la investigación de BCG y MIT SMR, basada en una encuesta a 2.197 directivos de 106 países de 28 sectores de actividad, identifica numerosos beneficios culturales y económicos relacionados con la implementación de la inteligencia artificial, tanto a nivel de equipos de trabajo como de organización.

El uso de la IA ayuda a que las empresas reevalúen lo que significa ser eficaz en sus procesos y formas de trabajar. BCG y MIT SMR señalan que el 64% de las empresas que utilizan la inteligencia artificial reevalúan la forma de medir su rendimiento y ajustan sus KPIs. Además, la encuesta indica que los players que aprecian beneficios económicos significativos derivados de su uso son 10 veces más propensos a cambiar su forma de medición y que el 66% de los directivos que coinciden en que la IA ha modificado sus KPIs aprecian una cultura de trabajo más colaborativa.

Según la encuesta, el 59% de las empresas que utilizan la IA para explorar nuevas formas de crear valor coinciden en que su uso las ayuda a diferenciarse de los competidores. Estas empresas también son 2,7 veces más propensas a estar de acuerdo en que su implementación favorece la captura de oportunidades de negocio en sectores adyacentes.

«Las organizaciones de éxito son las que han ido más allá de utilizar la IA para mejorar su modelo de negocio y procesos actuales», afirma François CandelonManaging Director & Senior Partner de BCG y director global del BCG Henderson Institute. «Ahora las empresas están aprovechando el poder de la IA para descubrir nuevas oportunidades de negocio», subraya. 

Mientras que casi la mitad de las empresas creen que la desconfianza en la IA se debe a la falta de comprensión (49%) o de formación (46%), otras opinan que no proporcionar el suficiente contexto sobre por qué se toman las decisiones (34%) o suministrar demasiada información (17%) puede erosionar la confianza. La calidad insuficiente de los datos (31%), el incumplimiento de las expectativas (20%) o la implementación de soluciones incorrectas (14%) contribuyen, asimismo, a generar desconfianza hacia la IA.

Por otro lado, el 58% de los directivos a nivel mundial están de acuerdo en que su equipos han mejorado tanto la eficiencia como la calidad de las decisiones desde la implementación de soluciones de IA. Sin embargo, solo el 11% ha visto beneficios significativos a nivel organizativo. Este dato indica que es posible que todavía sean pocas las empresas que estén implantando la IA a una escala suficiente para poder generar beneficios sustanciales.

- Contenido relacionado -