La FAD muestra su nueva identidad

Tras más de tres décadas utilizando una mano blanca con una prohibitiva barra roja superpuesta como logotipo y emblema más representativo, la FAD evoluciona y cambia su imagen de la mano de SUMMA.

El cambio es fruto de la evolución de la misión de la FAD, que ha pasado de prevenir exclusivamente el consumo de drogas, a trabajar para potenciar las capacidades y actitudes que permitan a las personas ser menos vulnerables hacia conductas de riesgo que puedan generar dependencias en general, poniendo especial atención en la protección de los más jóvenes. Con una nueva misión, la FAD requería una actualización de la marca, tanto a nivel estratégico, como en su identidad corporativa, tono y estilo en comunicación.

SUMMA ha creado una nueva identidad para la FAD que deja atrás todos los elementos gráficos de color y de tono que transmitían una prohibición y ha apostado por un mundo visual y verbal más optimista y vivo; reinterpretando elementos ya presentes para crear una nueva identidad más potente y directa.

Con el nuevo logotipo, el proyecto ha incluido todo un mundo visual y verbal definiendo un estilo fotográfico, estilo pictográfico, sistema visual y verbal con la intención de ayudar a la FAD en su nueva misión y ser coherente con su nuevo posicionamiento.

El proyecto global de evolución de la marca ha sido desarrollado de manera desinteresada por SUMMA, consultora líder en la creación y gestión de marcas, Premio Nacional de Diseño y un referente en la consultoría de branding en nuestro país, con 28 años de experiencia ayudando a empresas e instituciones relevantes a desarrollar el potencial de sus marcas.