“La emoción es clave para el crecimiento del consumo”

  • Los españoles nos gastamos un 2,4% más en cesta de la compra. Hasta los 89.000 millones de euros en 2019, según el informe de Nielsen Tendencias del Consumidor 2020.
  • Los españoles abrazan el cocooning y optan por el listo para comer y el restaurante en casa en el 10% de sus comidas mensuales.

“Sin emoción, no hay crecimiento”, ésta ha sido una de las frases más repetidas durante la presentación del estudio Tendencias del Consumidor 2020 que ha expuesto hoy Nielsen en el espacio de la agencia de viajes Pangea.

Los españoles nos gastamos en la cesta de la cesta de la compra 89.000 millones de euros en 2019, lo que supone un incremento del 2,4% con respecto al año anterior, según el informe de Nielsen “Tendencias del Consumidor 2020”. 

Un año en el que, al igual que en 2018, los precios siguieron siendo protagonistas, al incrementarse un 2,7%, fundamentalmente en la parte de frescos, que representan uno de cada tres duros de gasto en la cesta. Esta subida tuvo un impacto en la evolución de la demanda, al comprar los españoles un 0,3% menos cantidad (kilos y litros).

En concreto, el encarecimiento de algunas partidas de frescos se hizo especialmente notar en verduras (+12,7%), mientras que fruta, pescado/marisco y carne subieron en torno al 3%. por su parte, los huevos costaron un 1,5% más, mientras que mojar pan en ellos fue un poco más caro, un 2,2%.

Las tendencias de consumo, según Nielsen, vienen marcadas por cambios que están modificando el ADN de los españoles y estos están basados en: la deslealtad, la proximidad o el cocooning (o lo que es lo mismo, esa tendencia a ser más caseros). Así, según Nielsen, el consumo de envasados en los españoles ha aumentado un 0,8% en un contexto en el que la población vuelve a crecer.

Por otro lado, el cocooning es una tendencia muy vinculada a la incorporación de la tecnología en nuestro día a día, teniendo en cuenta que nueve de cada diez españoles están conectados y tienen en su mano alternativas digitales para cada comportamiento social. La proximidad física marca otra tendencia en el comportamiento del consumidor porque el 55% de estos afirma tener menos tiempo ahora que antes y eso se traduce en valorar la rapidez en la compra. Existe también el factor de la proximidad emocional que puede llegar también a través de la especialización. Una muestra de ello son las tiendas especialistas de alimentación para mascotas que incrementaron sus ventas el año pasado más de un 11%, ayudado por la creciente presencia de perros y gatos en nuestro cocooning particular, ya en cuatro de cada diez hogares españoles.

El tercer gran cambio que muestra el informe de Nielsen, tras el cocooning y la proximidad, es la deslealtad. Y es que la mitad de los españoles están dispuestos a probar nuevas marcas; mientras que solo un 8% es incapaz de ver más allá de su marca o tienda habitual y se muestran fieles al 100%.