La digitalización cambia la forma en que compramos un vehículo

En tres años, el 86% de las búsquedas de automóviles nuevos se iniciará desde el smartphone o dispositivos de IOT (Internet de Las Cosas), de acuerdo con el informe presentado por DriveK, el principal marketplace para vehículos nuevos de Europa. Se ha hecho público durante la última edición de Internet Motors, el evento europeo sobre la digitalización del sector automovilístico, celebrado en Madrid y organizado por MotorK, empresa digital dedicada a la industria de distribución de automóviles. Un encuentro destinado a analizar las sinergias que se producen a día de hoy entre las marcas, los concesionarios y toda la industria digital.

El estudio se ha realizado en los cinco países donde MotorK tiene presencia (España, Italia, Francia, Alemania y Reino Unido) verificando las tasas de crecimiento de los procesos de digitalización de los concesionarios y el comportamiento de los usuarios al buscar y comprar un automóvil. Un proceso que incluye todos los pasos: desde la búsqueda del vehículo hasta la solicitud del primer presupuesto, y desde la negociación en el concesionario hasta la compra.

Cada vez son más los usuarios que realizan búsquedas de vehículos nuevos a través de internet y se trata de una cifra destinada a crecer en los próximos años. “En tres años el 91% de los procesos de compra – reconoce Gazali Rey, directora de ventas de DriveK – marca de MotorK – incluirá, al menos, un paso desde un dispositivo móvil como puede ser, por ejemplo, conversar con el concesionario a través de WhatsApp, recibir fotos en 360º para obtener una experiencia personalizada del coche o ver un vídeo a través de YouTube.” El 68% de las personas interesadas en adquirir un automóvil, según datos de Google, realiza una búsqueda online, especialmente, después de visualizar este tipo de contenido.

La digitalización ha cambiado la forma en que compramos un vehículo y actualmente el comprador busca más información que en el pasado, habiendo disminuido el tiempo medio de compra a 3,2 meses.

El proceso de búsqueda y compra de un vehículo se realiza cada vez más a través de internet y por ello se pide a los concesionarios un esfuerzo hacia la digitalización que no debe posponerse. “El concesionario 2.0 es cada vez más tecnológico e interactúa con el cliente rápidamente e incluso de noche, gracias a los chatbots”, reconoce Camilo Felipe Sánchez, director de ventas de DealerK – marca de MotorK – quien asegura que “el 44% de los contactos online que reciben los distribuidores en un día no se generan en horario de trabajo”. El cliente, acostumbrado a usar aplicaciones que proporcionan resultados inmediatos, espera una respuesta rápida también cuando está buscando su nuevo coche y, así, traslada los procedimientos típicos del comercio electrónico al proceso de compra del automóvil.

“Más del 42% de los clientes que hacen una solicitud a una compañía espera ser contactado en los siguientes 60 minutos y a esta expectativa también tendría que adaptarse el concesionario”, señala Felipe.

Artículo anteriorCinco claves para maximizar el crecimiento commerce de las marcas
Artículo siguiente“La personalización de la publicidad exterior”