La Cerveza El Águila toma las calles de Madrid

La cerveza El Águila vuelve, y con ella aquella forma de hacer las cosas. La mítica cerveza celebrará que vuelve a elaborarse y comercializarse con una acción muy especial. Para conmemorar este regreso, se expondrán en diferentes calles de Madrid varios elementos históricos que son testimonio del legado de El Águila.

Esta “exposición en la calle”, que podrá verse del 18 al 24 de junio, pretende revivir el alma de esta cerveza centenaria, que regresa con el mismo sueño de su fundador, con una imagen renovada y una receta inspirada en sus orígenes. Una original muestra que unirá pasado y presente, fusionando el espíritu de ambas épocas.

Diez expositores que cuentan historias

En diez puntos distintos de Madrid se colocarán diez expositores, cada uno de los cuales tratará un ámbito concreto de la historia de El Águila. Así pues, en su interior encontraremos objetos y documentos variados, todos ellos relacionados con la evolución de esta mítica cerveza a lo largo de los años. Desde carteles publicitarios antiguos a los ingredientes con que se elabora la cerveza, sus características botellas y latas, tiradores y grifos antiguos, barriles estampados e incluso piezas de los camiones de reparto. 

Cada expositor estará asociado a un código QR que permitirá acceder a una audio-guía, para conocer todos los detalles sobre la trayectoria de El Águila, además de indicar un bar próximo en el que se podrá disfrutar de una invitación a una cerveza El Águila. Todas las personas que pasen por todos los puntos de esta ruta histórica de la cerveza entrarán en el sorteo de un pack conmemorativo de El Águila que contiene todos los elementos necesarios para celebrar en sus reuniones personales el regreso de un icono de Madrid y del mundo de la cerveza. 

Homenaje a todos aquellos que hicieron posible El Águila

Esta iniciativa histórico-artística también pretende rendir un homenaje a las personas que hicieron posible la creación de esta cerveza. Por ello, se recordarán los inicios de la primera fábrica de El Águila, situada en la calle General Lacy de Madrid, una posición ideal por su conexión con las estaciones de Atocha y Delicias, desde las que se distribuía la mercancía.

Esta acción ha sido posible gracias a Pepe Almenar, último Maestro cervecero de El Águila, y a varios coleccionistas de la marca, que han aportado algunos de los elementos históricos recogidos en esta exposición.

Además, El Águila ha puesto en marcha una campaña que pretende reconstruir la historia de la marca a través de los testimonios de todos aquellos que la vivieron en primera persona y a sus descendientes. El Águila hace un llamamiento a todos aquellos que dispongan de algún recuerdo como objetos, fotos, anécdotas o testimonios para que lo compartan, en una campaña que se materializará en diversas acciones tanto en redes sociales como en el punto de venta y en la página web.  

- Contenido relacionado -