La am valora positivamente la gran utilidad de las auditorias de medios para anunciantes

Ante la decisión de Accenture en cesar su actividad como auditor de medios, la Asociación de Medios ha decidido emitir un comunicado al respecto, el cual coincide con la decisión de Accenture de abandonar esa actividad y la de Deloitte Digital de iniciarla.

“La noticia del abandono por parte de Accenture como auditor de medios clarifica su papel y nos hace pensar que desde esta consultora se reconoce el conflicto de intereses que supone ejercer de auditor y consultor simultáneamente . La llegada de Deloitte Digital a desempeñar ese rol nos parece que vuelve a poner en cuestión el indeseable conflicto de intereses, abocándonos a la misma situación vivida anteriormente con Accenture y que en tantas ocasiones hemos puesto de manifiesto ante los propios interesados y asociaciones del sector a las que reclamaremos, de nuevo, que compartan este decálogo de buenas prácticas con sus asociados”, afirma Leo Farache, director general de am.

La asociación de agencias de medios elaboró un Decálogo de recomendaciones y buenas prácticas en el ejercicio de la auditoría de medios que tiene entre sus principales ejes la imprescindible separación de las actividades de consultoría y auditoría. El doble rol que ejercía Accenture provocaba disfunciones en su independencia, creando una situación que dificultaba la deseable transparencia y fiabilidad por parte de los operadores. En su día am comunicó a Accenture que consideraba que ejercer ese doble rol colisionaba con los más elementales principios de deseable independencia solicitando que cesaran de ejercer como consultor y auditor de forma simultánea. La petición de am nunca fue contestada por la consultora y por tanto no se adhirió al decálogo de buenas prácticas propuesto.

Desde am se valora muy positivamente la gran utilidad de las auditorias de medios para anunciantes, agencias y medios siempre que su función quede claramente delimitada y no colisione con los principios básicos de un correcto funcionamiento del mercado.

“La llegada de un nuevo operador al sector de las auditoras de medios sería una buena noticia siempre y cuando este nuevo operador cumpla con la elemental norma de no ser juez y parte, de no ser auditor y consultor. Consideramos que la competencia es una señal inequívoca de un mercado sano y revela el interés que tiene la industria publicitaria” concluye Farache.

La asociación de agencias de medios (am) ha sugerido a sus asociados dos medidas que Farache considera “de sentido común”. Por una parte, exigir la firma de un NDA (Non disclosure agreement, pacto de confidencialidad) a la consultora que requiera información a las agencias. La segunda recomendación que se hace desde am es conseguir el compromiso firmado de la auditora de medios sobre la no competencia en las áreas que opera la agencia de medios que afecte a los anunciantes a los que presta el sevicio de auditoría de medios durante un periodo mínimo de tres años.

Artículo anteriorLand Rover nos anima a enamorarnos con cabeza
Artículo siguienteEl ecommerce crece un 76% y genera $400.000MM en Argentina en 2019