KH-7 apuesta por una comunicación rompedora con su spot “Yo nunca fallo”

122

KH-7 ha vuelto a sorprender con su última campaña publicitaria. La marca ha contado con Oriol Villar, uno de los creativos más reconocidos del momento, para idear una historia de intriga, que se ha titulado “Yo nunca fallo” y se acaba de estrenar en televisión.

La acción en “Yo nunca fallo” transcurre en una casa, desde donde el protagonista nos habla de su trabajo, del don que tiene para hacerlo y su capacidad de ejecutarlo a la perfección. Poco a poco, el espectador se va preguntando a qué se dedica realmente el individuo. El suspense que recrea el director va creciendo progresivamente, pero debemos esperar al final para descubrir la verdadera y sorprendente trama.

El objetivo de Oriol Villar era asociar la superioridad de fórmula del producto con la capacidad de cumplir su función, tal como el consumidor espera que haga, a través de un anuncio que plasmara esas características y, a la vez, generara un impacto que no dejara indiferente a nadie. El concepto “Yo nunca fallo” se asocia así a la gran fiabilidad de KH-7 en la limpieza de suciedades muy incrustadas y a su vez, a la versatilidad de usos para la limpieza diaria.

El reto era hacer que la comunicación fuera tan relevante para la gente como ya lo era el propio producto”, asegura. El director añade: “Quería aportar mi granito de arena en la construcción de los pilares de esa nueva aventura, ayudando a superar los límites habituales de la comunicación de productos de limpieza”.