Libertad y tolerancia son las claves del alegato de J&B en su spot navideño

El Ruso de Rocky

La Navidad es una de las épocas más emotivas del año, y las pantallas de las televisiones se llenan de anuncios que buscan apelar a ese sentimiento. Ya es habitual que el anuncio más destacado sea el de la tradicional lotería de Navidad. Sin embargo, este año le ha surgido un duro competidor con el anuncio de J&B, la conocida marca de Whisky.

El anuncio está basado en un tema de gran actualidad política y social en España: la comunidad LGTB y, dentro de esta, concretamente en las personas transexuales.

La campaña está protagonizada por un abuelo, un señor mayor que poco a poco comienza a maquillarse, primero con el pintalabios de su mujer y poco después con pinturas que él mismo va comprando (ante la mirada de extrañeza de la vendedora).

Comienza pintándose sólo los labios de una manera tímida, y acaba maquillándose la cara por completo. En una cena de Navidad, ve llegando a su nieto desde la ventana y comprende que siente lo mismo que él. Le pide que lo acompañe al baño y lo maquilla, al salir, toda la familia le mira con alegría.

“She”, creada junto a la agencia creativa El Ruso de Rocky y la productora Agosto, busca mostrar y dar voz a todas aquellas personas que se ven obligadas a alejarse de sus familias, cambiar su forma de ser o comportarse de forma diferente para tratar de encajar en lo normativo por miedo a no ser aceptados. La pieza, de tres minutos de duración, ha contado con la dirección del director Gabe Ibáñez y se enmarca dentro de la plataforma “Hay ganas de orgullo de pueblo”, impulsada por la marca este verano.

Este ‘spot’ consigue sin diálogos mostrar este tema desde una perspectiva muy diferente, consiguiendo hacer protagonista de esto a la generación que a primera vista puede parecer más alejada de todo lo que rodea a la actualidad de la comunidad LGTB.

El anuncio resalta y da importancia a valores fundamentales como el respeto y la tolerancia, y hace además mucha alusión a uno de los valores más importantes y que más pueden necesitar las personas pertenecientes a este colectivo: el apoyo familiar. Pero con la muy sentimental música de fondo de ‘She’, la canción de Charles Aznavour en la popular versión de Elvis Costello.

“Desde J&B queremos que todos se sientan libres para celebrar las fiestas, dando visibilidad a una realidad a la que se enfrentan miles de personas, incluyendo al colectivo LGBTIQ+, quienes buscan un espacio de seguridad para ser y mostrarse abiertamente. Pero también para las familias, que muchas veces sufren también la ausencia de esos seres queridos que, por su identificación de género o preferencia sexual, no están presentes en las fiestas”, afirma Úrsula Mejía-Melgar, Directora de Marketing para Sur de Europa en Diageo.

- Contenido relacionado -