Hermann, un ejemplo del poder de la animación para generar alto engagement

Hermann salió a la luz hace una semana con el objetivo de mostrar al máximo número de personas el lado más humano y positivo de la dura época del confinamiento.

Hermann es un corto de animación creado por el estudio 23lunes durante el confinamiento e inspirado en la historia real de un mayor con Alzheimer y Tamara, su enfermera, que lo motivaba a tocar la armónica cada tarde durante el aplauso de las 20:00h dedicado a los sanitarios, lo que suponía para Hermann estar más vivo y más feliz cada vez que se asomaba al balcón a tocar y sentía el calor de todas las personas que le aplaudían.

Al igual que Tamara, durante esta primavera, muchas personas alrededor del mundo han cuidado especialmente de otras, entregándoles su cariño y proporcionándoles dia a dia todo tipo de atención y cuidados.  Millones de gestos heroicos a los que este corto quiere rendir homenaje desde una técnica, la animación, que tiene la capacidad de llegar a todos los públicos y a todos los lugares del mundo.

23lunes es conocido por la campaña navideña de Audi “La muñeca que eligió conducir” y en cine por la creación de la secuencia “Mind Game” de la película “El juego de Ender”, entre otros grandes trabajos.  

En esta ocasión, la presencia de Hermann en medios de comunicación ha alcanzado en apenas 6 dias un valor publicitario de 600K€ y el valor de comunicación de casi 2MM€. La cifra sigue creciendo, al igual que crecen sus visitas en internet, donde cuenta con más de 750k views

La animación, el lenguaje de las historias que tocan el corazón.

Hermann es un reconocimiento a todos los héroes de esta marzo del 2020, y qué mejor manera de hablar de estos nuevos héroes que desde la animación, que es la técnica que siempre se ha usado en ficción, por su poder de llegar a todos los públicos e impartir enseñanzas desde el entretenimiento. 

Seguro que a todos nos vienen a la cabeza muchas historias más que merecen ser contadas y  adquirir este carácter épico y atemporal que sólo se consigue desde la animación. España es una superpotencia mundial en este área, y ejercicios como este cortometraje sin duda ponen en valor y de forma contrastada, la capacidad que tenemos en este país de sentir, crear y llegar directos al corazón del gran público.

Por amor al ARTE y no por amor al ERTE.

Este corto de animación ha sido desarrollado por 16 profesionales de la animación, la producción, creativos, músicos, periodistas y actores de doblaje que en su dia se pusieron a disposición del proyecto “por amor al ARTE, y no por amor al ERTE”, como suelen decir ellos.

Según Jordi García, Director de Hermann: “Como todo el mundo, nos vimos confinados sin tener tiempo de asimilarlo: menos trabajo y cierta ansiedad frente al futuro. En una de las noches de ver noticias y buscar información, ya muy tarde, me topé con el video de Tamara. Me dejó tocado, me fui a dormir y solo podía pensar en qué imaginaba él cuando salía a tocar, donde viajaba, qué sensación tenía. Por la mañana me levanté y escribí el guión. Y al día siguiente nos pusimos a trabajar, 16 personas, teníamos gente libre, había bajado el trabajo y somos una Pyme, pero optamos por invertir en arte en lugar de hacer un ERTE. Fue nuestra apuesta y la verdad es que nunca hemos tenido al equipo más motivado y productivo”.