Heineken aborda los problemas de las videollamadas en su nuevo spot

Todos los que han realizado una videollamada o asistieron a algún tipo de conferencia en línea durante el período de cuarentena saben que surgen varios problemas. Desde el WiFi malo, hasta el pequeño que cambia el micrófono por accidente o incluso el móvil que insiste en no ponerse de pie (para los que no usan un portátil). Por ello, Heineken decidió abordar estos problemas en su nueva campaña, titulada “Connections”.

Firmado por Publicis Italia, el video muestra los desafíos de aquellos que quieren socializar en tiempos de coronavirus. Con los bares cerrados, hay quienes se reúnen virtualmente para beber con los amigos. Si hay ventajas como no tener que pensar en el transporte alrededor del bar, las desventajas se hacen evidentes: el gato trepando por el ordenador, la colocación de cámaras, los intrusos, etc.