Google se encamina hacia una red más privada

El año pasado, Chrome anunció su intención de eliminar la compatibilidad con las cookies de terceros y desde Google se volcaron en el Privacy Sandbox para colaborar con todo el sector en el diseño de nuevas soluciones capaces de proteger el anonimato de los usuarios y, al mismo tiempo, de ofrecer rentabilidad a los anunciantes y los editores.

Sigue estando en el aire si Google piensa aliarse con otras empresas del sector de la tecnología publicitaria que pretendan reemplazar las cookies de terceros por otro tipo de identificadores a nivel de usuario. “Hoy, queremos decir de manera explícita que, una vez que desaparezcan las cookies de terceros, no crearemos identificadores alternativos para rastrear a los usuarios que naveguen por la red, y tampoco los utilizaremos en nuestros productos”, declaran desde Google.

“Somos conscientes de que esto significa que otros proveedores podrán ofrecer identificadores a nivel de usuario para el rastreo publicitario en la red que nosotros no ofreceremos, como los gráficos de PII basados ​​en las direcciones de correo electrónico. Nosotros creemos que estas soluciones no satisfacen las crecientes demandas de privacidad de los consumidores, ni resistirán la rápida evolución de las restricciones regulatorias, por lo que no son una inversión sostenible a largo plazo. Por el contrario, nuestros productos digitales estarán impulsados ​​por API que preservan la privacidad impidiendo el seguimiento individual, a la vez que ofrecen rentabilidad a los anunciantes y editores”, afirman desde la compañía.  

Las nuevas soluciones para la privacidad son alternativas eficaces al rastreo

Los usuarios no deberían tener que aceptar que se les rastree en la red para beneficiarse de una publicidad relevante. Y los anunciantes no deberían tener que rastrear a los consumidores en la red para obtener los beneficios de la publicidad digital.

Los avances en agregación, anonimización, procesamiento en el dispositivo y otras tecnologías aptas para preservar la privacidad nos indican un camino claro para sustituir los identificadores individuales. “De hecho, nuestras últimas pruebas de FLoC (Federated Learning of Cohorts) muestran un modo de eliminar eficazmente las cookies de terceros de la ecuación publicitaria para, en su lugar, ocultar a los usuarios entre grandes multitudes de personas con intereses comunes. Este mes, con la próxima actualización, Chrome tiene la intención de poner a disposición las cohortes basadas en FLoC para pruebas públicas a través de ensayos de origen, y prevemos empezar las pruebas de las cohortes FLoC con los anunciantes de Google Ads en el segundo trimestre”, declaran.

Esto apunta a un futuro en el que ya no será necesario sacrificar la publicidad relevante y la monetización en aras de la privacidad y la seguridad. Desde Google están 100% comprometidos a impulsar nuestros productos para la red con Privacy Sandbox, y animan al sector a seguir asociándose con ellos para desarrollar y adoptar estas innovaciones de privacidad. 

- Contenido relacionado -