Google rastrea la actividad online de los españoles 426 veces al día

Cada día, Google revisa hasta 426 veces la localización y la actividad en internet de los españoles. Así lo destapa este martes una investigación del Irish Council for Civil Liberties (ICCL), que denuncia «la mayor violación de datos jamás registrada». Ese rastreo estimado se produce 294.000 millones de veces de media al día en Estados Unidos y otras 197.000 millones de veces en Europa.

A través de una filtración, esta asociación irlandesa ha señalado que el gigante estadounidense detecta todo aquello que ves en tu navegador y detecta a dónde vas en tiempo real. Esos datos permiten a Google crear perfiles detallados sobre sus usuarios y conocerlos en profundidad para después poder vender a terceras empresas publicidad personalizada para que te bombardeen con anuncios en función de tus filias y fobias más íntimas.

La investigación denuncia que los datos privados de los usuarios europeos y estadounidenses «se envían a empresas de todo el mundo, incluidas las de Rusia y China, sin ningún medio para controlar lo que se hace después con esos datos». El ICCL ha documentado como se ha abusado de estos datos para identificar a manifestantes del movimiento antirracista Black Lives Matter o a víctimas de abuso sexual. En EEUU hay 4.698 empresas que pueden recibir esos datos y otras 1.058 en Europa.

Con una media de 426 exposiciones por día y por persona, España es el tercer país europeo más afectado. Sólo el Reino Unido y Polonia, con 462 y 431 violaciones respectivamente, está por delante. Aún así, el comportamiento en internet de los estadounidenses está expuesto un 57% más que en el caso de los europeos.

El estudio del ICCL pone, por primera vez, cifras al rastreo publicitario de empresas como Google. Ese sistema de extracción y comercialización de tu privacidad se conoce como puja en tiempo real (RTB por sus siglas en inglés). Cada vez que abres una página web se produce una subasta invisible en la que miles de empresas compiten para ser las primeras que hacen aparecer sus anuncios en tu pantalla. La que paga más es la que logra impactarte. Google rastrea toda tu actividad en internet para así ofrecer a esas empresas la posibilidad de dirigirse a ti de forma personalizada.

La compañía asegura no compartir esos datos con sus clientes. «No compartimos información de identificación personal y tampoco mostramos anuncios basados en información sensible, como la salud, la raza o la religión. Exigimos a los editores que demuestren que tienen el consentimiento de las personas antes de mostrar cualquier anuncio personalizado, y así lo hemos hecho durante muchos años», señala un portavoz de Google.

El modelo publicitario RTB no ha estado exento de polémicas. Oenegés y autoridades de protección de datos de diversos países han denunciado ilegalidades así como la recopilación y comercialización de datos sensibles como raza, sexualidad, estado de salud o afiliación política de los usuarios sin su consentimiento.

Este sistema es fundamental en el negocio de Google. Su matriz, Alphabet, superó el año pasado los 257.000 millones de dólares de ingresos anuales por primera vez en su historia. Más de un 80% de esos provienen de la publicidad. Sin embargo, Google no está sola y el RTB es un creciente negocio para otras compañías como FacebookAmazonMicrosoft (a través de Xandr), PubMatic, Magnite, BidSwitch, Index Exchange o OpenX.

- Contenido relacionado -