Google en lucha contra la Unión Europea

La compañía estadounidense ha declarado que, si la Autoridad de Mercados y Competencia de Reino Unido acata las condiciones y los compromisos de Privacy Sandbox, este los aplicará de manera mundial.

Sin embargo, muchas de las empresas han afirmado que, si esto ocurre, sus negocios caerán en picado debido a los anuncios de Google, y, que, por ello, debe ser obligatorio solicitar a los usuarios su consentimiento para procesar sus datos para la orientación de anuncios “sin que Google capture esa decisión”, además de instar a que “Google debe respetar la relación entre editores y usuarios sin interferir”, según se afirma en un informe realizado por Financial Times. 

Un portavoz de Google respondió a esto de tal forma: “La gente quiere una web más privada y segura, y hemos propuesto ideas para ayudar a construirla con nuevas herramientas de publicidad digital para proteger la privacidad y evitar el seguimiento encubierto, al tiempo que apoyamos una próspera web abierta financiada con publicidad”.

- Contenido relacionado -