Google Drive modifica sus políticas de uso

Se supone que, al alojar los archivos y datos personales en algún servicio de almacenamiento en la nube (ya sea Google Drive, iCloud, Dropbox, etc.), se tiene una mayor seguridad ante posibles ciberataques que expongan a la luz pública toda esa información.

Estos mecanismos le permiten a los usuarios guardar aquellos archivos que puedan servir para abrirlos desde cualquier otro dispositivo (siempre y cuando haya conexión a Internet) o para compartirlo con un tercero, esto último especialmente si se trata de archivos de gran tamaño que rebasan el límite de peso de un archivo adjunto de un correo en Gmail, por ejemplo.

Sin embargo, Google ha decidido implementar nuevas medidas modificando las políticas de Google Drive, con el objetivo de proteger la privacidad y la seguridad de los millones de usuarios globales de su app en la nube. Los cambios en las políticas de Drive conllevan la puesta en marcha de un mecanismo que le permite a la plataforma escanear todo aquel contenido que se tenga almacenado en sus servidores. Si ese sistema detecta algún archivo que infringe los términos de servicio de Google o las políticas del programa, puede prohibir el acceso al mismo para terceros.

Estas nuevas políticas de Drive entraron en vigencia el pasado 14 de diciembre, mientras que ya se vienen implementando medidas relacionadas a esas políticas desde el 29 del mes pasado.

- Contenido relacionado -
Artículo anteriorPublicis Groupe anuncia la adquisición de Tremend
Artículo siguienteEn MAPFRE esta Navidad es para todos