Ford trata de entender a los agentes del cambio

El cambio no suele ser fácil. Pero mientras que un tercio de los adultos a nivel mundial asegura que les asusta, el 86 por ciento dice que cree que la esperanza impulsa el cambio. Ford ha publicado su Informe de Tendencias 2019, que analiza en profundidad los impulsores del cambio de comportamiento para descubrir las relaciones dinámicas que los consumidores tienen con un panorama tecnológico cambiante.  

“Nos propusimos encontrar las semillas de un cambio positivo, las formas en que estamos presionando, y siendo presionados, para hacerlo mejor y ser mejores”, afirma Sheryl Connelly, gerente de Tendencias Globales de Consumo y Futuros de Ford. “Incluso si el cambio nos hace sentir incómodos, siempre podemos reflexionar y controlar nuestras propias acciones. Cuando nos centramos en comportamientos accionables, podemos hacer cosas maravillosas”.

El informe afirma que casi la mitad de los adultos a nivel mundial creen que el miedo impulsa el cambio; siete de cada 10 dicen que el cambio les da energía. Y es que el 87% está de acuerdo en que la tecnología es el mayor impulsor del cambio en la actualidad; casi ocho de cada 10 adultos en todo el mundo creen que la tecnología es una fuerza positiva.

Por otro lado, el 67% de los adultos en todo el mundo preferiría que sus hijos viajaran en un vehículo autónomo en lugar de hacerlo con un extraño al volante.

Otro dato llamativo es que el 45% de los adultos en el mundo dicen que envidian a las personas que pueden desconectar de sus dispositivos; siete de cada 10 consumidores están de acuerdo en que deberíamos tener tiempos de descanso obligatorios de nuestros dispositivos.

Por último, cabe destacar que el 84% de los adultos a nivel mundial dicen que han dado pequeños pasos durante el último año para mejorar sus vidas; de ellos, el 92% dice que todavía están siguiendo estos pasos, mientras que el 83% está de acuerdo en que el cambio es menos intimidante cuando se divide en pequeños pasos.

Artículo anteriorLa Inteligencia Artificial llega a los discursos navideños
Artículo siguienteNo dejes que el móvil se siente en la mesa