Foodoo se ríe de sus debilidades en su nueva campaña ‘Dilo mal y come bien’

La cadena de restaurantes Foodoo lanza su nuevo posicionamiento “Dilo mal, come bien” en el cual se ríe de sus debilidades.

Fodoh, Foodo, Fodo, Fofo, Frodo, Fodi, … A los restaurantes Foodoo los han llamado de mil formas diferentes. El grupo Bassko, propietario de la cadena que cuenta con 16 restaurantes en toda España , planteó dos retos a la agencia creativa MUY: que sus clientes aprendan a decir fu-dú y que sepan que si tienen que comer fuera de casa todos los días en sus restaurantes lo harán bien.  

Estos fueron los dos principales desafíos para el equipo creativo de la campaña. En palabras de Javier Basarrate, propietario del grupo gastronómico: “Llevamos desde 2015 sirviendo comida cocinada al momento, rica y con productos frescos, consiguiendo que todo aquel que nos visita tenga un menú equilibrado. Principalmente, hemos querido que nuestros clientes no vuelvan a tener ninguna duda acerca de cómo pronunciar nuestro nombre y que no nos confundan con un restaurante “healthy” ni vegetariano. Porque, si les apetece una hamburguesa, la que encontrarán cuando nos visiten será de verdad, y si se inclinan por la comida vegetariana, también tendrán un buen plato en la mesa”. 

En la agencia creativa MUY lo tenían claro: a veces la mejor estrategia de notoriedad y diferenciación es convertir las debilidades en fortalezas. Y hacerlo con humor. Por eso, la campaña presenta los divertidos nombres con los que la gente llama a Foodoo en 8 piezas audiovisuales que pueden verse en cines de toda España, en exterior, radio, RRSS y display digital. Además, la marca ha ido más allá y se ríe de sí misma en sus propias tarjetas de visita, manteles, cartas, uniformes, o incluso lonas de apertura. 
En definitiva, “que la gente lo diga como quiera; pero que sepan que comer, van a comer comida de verdad”, concluyen desde MUY.

- Contenido relacionado -