Flor de Mayo reconecta con la nueva idea de mujer en el contexto digital

Repensar lo que significa ser mujer en la actualidad fue el pistoletazo de salida para cambiar la identidad corporativa de la empresa valenciana Flor de Mayo. En un contexto tan digital como el actual, en el que prima tanto la estética, se hacía necesario reconectar con la nueva idea de mujer. “Nos sentamos a una mesa para reflexionar juntos, la marca y nosotros, sobre lo que significaba la cosmética para la mujer”, apunta Xavi Sempere, CEO de Trumbo.

La finalidad era construir un liderazgo activo, democratizando la industria de la perfumería y la cosmética, proponiendo a los clientes un producto que equilibra la calidad, el compromiso y la cercanía con las personas. La experiencia Flor de Mayo siempre es emocional, disruptiva y te hace abandonar la monotonía. Es una experiencia que invita a jugar, a explorar y a disfrutar del momento. La conclusión tras esta reflexión fue que la marca debía vivir el efecto “WOW”: Me sorprende, me satisface, es irresistible. “Todo ello ha hecho que el proyecto tenga la coherencia necesaria para jugar otra partida”, comenta Xavi Sempere.

El restyling de la nueva identidad ha creado un asterisco que simboliza las diferentes generaciones y personalidades de la marca haciéndola única y diferencial. La flor pasa de ser solamente hada a ser hada-guerrera. Y ese “wow” fue incorporado al claim “Have a wow day”, sustituyendo “nice” por “wow”. “Porque empatiza, porque es memorable y tiene aspecto internacional”, comenta Juan Poveda, CEO de Trumbo.

Jesús Gómez, que inició su actividad en Valencia hace 30 años, creó la marca Flor de Mayo y La Casa de los Aromas en 1993. Con la puesta en marcha hace dos años del segundo plan estratégico, la compañía decidió que debía dar un paso decisivo para reforzar la marca Flor de Mayo. “Nuestro propósito ha sido construir un liderazgo activo democratizando la industria de la perfumería y la cosmética, proponiendo a nuestros clientes un producto que equilibra la calidad, el compromiso y la cercanía con las personas”, asegura Claudia Gómez, directora de comunicación de Flor de Mayo. Ahora, la nueva marca, es libre, empoderada, vital y cercana.

- Contenido relacionado -
Artículo anteriorMutua madrileña sortea sus entradas de tenis
Artículo siguienteLibros y lectores en España